Juan Martín Del Potro
Martes 16 de Agosto de 2016

"Es de las cosas más importantes que me pasaron en la vida", se desahogó Del Potro

Juan Martín Del Potro regresó a la Argentina tras la medalla lograda en Río. "Nunca imaginé un final así", dijo.

El Delpo de la gente vivió una de las jornadas más intensas como deportista en el regreso ayer al país tras haber logrado la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Juan Martín Del Potro, que no paró de recibir muestras de agradecimiento, mostró su felicidad y dijo que vivió uno de los momentos más importantes de su carrera tras penar durante varios años por una lesión en la muñeca derecha.

Fueron partidos inolvidables, tuve un nivel sorprendente. Sacaba fuerzas no sé de dónde y no sé si alguna vez jugué tan bien como con (Novak) Djokovic. Fue muy emotivo, con la gente en el estadio. Nunca lloré tantas veces. Nunca imaginé un final así", señaló Delpo en una conferencia de prensa brindada tras su llegada a Buenos Aires.

Y agregó: "Recién ahora estoy cayendo en esta locura de haber conseguido otra medalla. Es algo muy grande. Después de ver que me tocaba Nole en la primera ronda pensé que iba a estar pronto con mis amigos en Tandil. Pero fui avanzando partido a partido y llegue a la medalla. Fueron 10 días maravillosos".

Cuando se lo consultó sobre el afecto que recibió del público argentino que viajó a Río, el tandilense dijo que "el apoyo de la gente fue muy importante para que llegara adonde llegué. En la semifinal, que para mí era una final porque si ganaba me aseguraba una medalla, el festejo final fue un desahogo. Por eso salté a la tribuna, me salió del alma. La gente me transmitió una energía única que hasta me hizo aguantar cuatro horas el día de la final".

"Siempre tengo palabras de agradecimiento para la gente, que me apoyó en los momentos más difíciles. Por eso, conseguir una medalla para mi país es la mejor forma de devolverles ese cariño", añadió.

Luego reflexionó sobre lo que vivió durante el tiempo que lo complicó su lesión en la muñeca.

"Fueron 14 meses muy difíciles. En un momento pensé que no iba a volver a jugar al tenis. Pero con la ayuda de la gente que está atrás mío, la de mi familia, me la banqué y a partir de la tercera operación se fue haciendo realidad el sueño y desapareció la pesadilla", dijo.

"Los tres medallistas fueron justos. También la mereció (Rafael) Nadal, lo suyo fue meritorio, ya que además ganó el oro en dobles. Los cuatro merecíamos una medalla. Antes de la semifinal tenía miedo de ser el cuarto y volverme con las manos vacías. Por eso jugué contra Nadal como si fuera una final", continuó.

Finalmente, se refirió al futuro inmediato: "Me sorprendió mi nivel, no esperaba jugar tan bien tan pronto. Pero la idea de aquí hasta fin de año es ponerme de la mejor manera para jugar en igualdad de condiciones con los mejores del mundo la temporada que viene. No quiero pensar en tenis por unos cuantos días, pero tengo la tranquilidad de que el juego volvió".

Comentarios