Edición Impresa
Sábado 13 de Junio de 2009

"Es deporte y reconocimiento del otro"

Martín D’Amoriza, María Belén Chaves y Matías Molina son estudiantes del profesorado de educación física y participan del proyecto de la Escuela Nº 660 "Yo también aprendo cuando puedo enseñar". Representan a un grupo mayor de jóvenes que comparte la experiencia.

"Muchos creen que la educación física es hacer deportes y la verdad es que es algo más: es el reconocimiento del otro", aseguran los jóvenes que ya ven a la docencia como una posibilidad profesional.

Mientras rescatan anécdotas de las actividades, aseguran que afianzan la práctica deportiva y de enseñanza en cada instante trabajado con los chicos de la Escuela 660.

"No hay violencia en el juego, conviven y eso nos sirve a nosotros para romper con algunos prejuicios cuando trabajamos con alumnos de distintos sectores sociales", confían los jóvenes.

Cuando los chicos van al predio del profesorado, los estudiantes se reparten los grupos de escolares, planifican las clases y corrigen lo pensado según lo que van observando en "sus alumnos". Destacan el hecho de que los maestros de grado estén siempre presentes, "que no se borren" y con naturalidad se sientan parte de las actividades. Algo así como comprobar que el trabajo integrado entre las áreas es posible.

Comentarios