La ciudad
Jueves 03 de Noviembre de 2016

Errores antes, durante y después

"Todo fue muy negativo, muy malo. El municipio se equivocó antes, durante y después del recital", exclamó ayer el concejal Diego Giuliano (Rosario Federal), presidente de la comisión de Seguridad. "El antes fue muy malo. Con la Municipalidad pidiendo que la gente no se deje extorsionar por los cuidacoches. Es como si la policía sale a decir que por favor no se dejen robar. Es el contrasentido más fuerte que observé en los últimos tiempos", apuntó Giuliano.

Y fue por más. "El municipio avisando que no se dejen extorsionar, en vez de cuidar el espacio público y hacer los controles que corresponden. Es una vergüenza, es el anti Estado".

"El durante fue terrible porque la gente igual quedó sola y sin protección. Y el después también fue muy negativo, porque empezaron a mezclar todo", prosiguió el edil.

Sobre su postura sobre esta problemática, Giuliano comentó que "nosotros con los cuidacoches trazamos una línea y separamos los que realmente trabajan en barrios o en sitios emblemáticos de la ciudad. Esos que aportan presencia y los vecinos le confían determinadas cosas. Es una changa que hay que registrar".Y destacó que "por otro lado, muy diferente están los delincuentes, que aparecen sobre todo en los espectáculos masivos, se consolidan como mafias organizadas, aprietan y extorsionan a la gente". Y advirtió que "no hay que mezclar esos dos tipos".Según Giuliano, el tema no se regula "porque ninguna de las soluciones que estuvieron hasta ahora en debate fueron realistas". Y confió que no cree que se presente un próximo debate en el Concejo, "porque hay una total ausencia de coraje en este Ejecutivo, que languidece en determinados temas, entre una y otra opción y termina no haciendo nada".

Comentarios