Noche rosarina
Martes 16 de Agosto de 2016

Envían al Concejo un plan de reformas para regular la noche rosarina

Simplifica los rubros para evitar tergiversaciones, endurece requisitos para las habilitaciones y contempla duras sanciones.

Tras quince años de vigencia, el Ejecutivo enviará este mes al Concejo una propuesta para reformar la regulación de la noche rosarina. La iniciativa promueve simplificar de 19 a 13 los rubros para evitar tergiversaciones y fortalecer los controles. Además, endurece algunos requisitos para grandes espacios, cuyos inversores deberán presentar un certificado que acredite el origen y licitud de los fondos. También contempla sanciones más duras para los infractores: a quienes se les dicte la caducidad quedarán inhabilitados para abrir un negocio similar por dos años. Y se exigirán mayores medidas de seguridad en los boliches.

La movida llega en momentos en que las tergiversaciones de rubro están a la orden del día. En la mañana de ayer, el municipio clausuró un salón de fiestas infantiles que funcionaba como disco y en la que había 300 personas bailando (ver página 3).

Según detalló Leone, los cambios que se prevé realizar en la noche rosarina "son lineamientos que buscan aportar al debate legislativo sobre este tema, una problemática compleja y sobre la que hay ya varias propuestas de diferentes concejales".

Para el funcionario municipal, "es necesario modificar la regulación en base a la experiencia de la aplicación de la normativa existente y sus limitaciones ante una realidad que ha cambiado desde 2001 a la fecha".

Desde el gobierno municipal plantearon en reiteradas oportunidades dificultades para fiscalizar la noche por el abanico de categorías, la facilidad de tergiversación de rubro y los conflictos con vecinos linderos por ruidos molestos.

El tema se viene conversando hace tiempo entre ediles de diferentes bancadas. E incluso funcionarios municipales han acudido al Palacio Vasallo para exponer sobre la posición del gabinete sobre el tema.

Pero a la fecha casi no se avanzó. Si bien hay consenso generalizado sobre lo anacrónica que quedó la norma; empresarios, concejales y gobierno municipal no han encontrado puntos de acuerdo para acelerar las modificaciones.

El texto que girará la Intendencia al Concejo fue consensuado entre el Ejecutivo y el interbloque del Frente Progresista. Contiene ideas ya mencionadas en el debate legislativo y algunas novedades.

Leone destacó que el espíritu de la propuesta apunta a "simplificar rubros y fortalecer las instancias de fiscalización y control del municipio ante incumplimientos".

En ese sentido, el mensaje de la intendenta Mónica Fein propondrá simplificar de 19 a 13 los rubros permitidos para disminuir las posibilidades de tergiversación. Al respecto, se destaca la unificación de confiterías, discotecas y salones de usos múltiples como rubros bailables y la redefinición del "bar con amenización musical", que podrán habilitar un sector —nunca mayor al 30 por ciento de la superficie total— para bailar, siempre que no exista oposición de los vecinos.

En la habilitación de algunos rubros y los de mayor escala se prevé exigir un certificado expedido por contador público que acredite el origen y licitud de fondos.

Mano dura. Se propondrán mayores sanciones a los infractores. Aquellos titulares a los que se les dicte la caducidad definitiva quedarían inhabilitados para abrir un negocio similar por dos años. Esto se aplicará en los casos de violaciones de clausuras, venta de alcohol a menores o la acumulación de dos clausuras por actividad bailable en locales no habilitados a tal fin.

Respecto a los requisitos de seguridad, la idea es endurecerlos. Los locales bailables y bares con amenización musical que superen las 150 personas deberán contar con un circuito cerrado de televisión. También les cabe la obligatoriedad de colocar un dispositivo automático para contabilizar el ingreso y egreso de los jóvenes, que tenga un display digital de fácil lectura a efectos de su verificación.

Finalmente, la propuesta oficial incorpora a los espacios culturales como rubro específico, a aquellos cuyo objetivo principal sea la programación, producción, difusión, fomento y desarrollo de dichas actividades con participación real y directa de artistas, educadores y público en general.

Comentarios