Edición Impresa
Sábado 26 de Diciembre de 2009

Entregarán 250 mil netbooks a chicos y docentes de escuelas técnicas

Con la premisa de superar la brecha digital e incorporar masivamente las nuevas tecnologías de la información en las aulas, para fines de 2010 todos los estudiantes de cuarto a sexto de las escuelas técnicas públicas tendrán una computadora portátil en sus manos.

Con la premisa de superar la brecha digital e incorporar masivamente las nuevas tecnologías de la información en las aulas, para fines de 2010 todos los estudiantes de cuarto a sexto de las escuelas técnicas públicas tendrán una computadora portátil en sus manos. Este es el objetivo de un programa nacional que prevé distribuir 250 mil netbooks de bajo costo a alumnos y docentes del ciclo superior de las técnicas. Los equipos comenzarán a repartirse a partir de abril de 2010, y a Santa Fe llegarán alrededor de 16 mil máquinas.

Se trata del plan "Un alumno, una computadora", una ambiciosa iniciativa del Ministerio de Educación nacional que invertirá 323 millones de pesos para encarar la digitalización de las escuelas. Tras una serie de pruebas pilotos realizadas en los últimos años, finalmente el gobierno se decidió a trazar una estrategia de informatización que comience por el ciclo superior de las técnicas. De todas maneras, no descartan que tras la concreción de esta entrega, las netbooks lleguen al resto de los cursos del nivel secundario, tal como lo expresara semanas atrás el propio ministro Alberto Sileoni, enmarcando este plan en una serie de cambios previstos para la educación media.

Primera partida

El director provincial de Enseñanza Técnica, Sergio Valle, describe que a partir de abril próximo estaría llegando la primera partida de los ordenadores portátiles, para chicos de cuarto a sexto de las técnicas. En total serán 16 mil netbooks para casi 150 escuelas públicas santafesinas, dentro de las cuales se incluyen tres máquinas por cada curso para el uso de los profesores.

Si bien las máquinas se entregarán en tres etapas a lo largo del año próximo, el programa se echó a andar en abril pasado cuando se hizo el anuncio oficial. "Las escuelas técnicas presentaron ante el Instituto Nacional de Educación Tecnológica (Inet) sus planes de mejora, que incluye equipamiento y capacitación para recibir el programa", destaca Daniel Iglesias, subsecretario de Coordinación Administrativa del Ministerio de Educación nacional.

El funcionario explica que el proyecto propone también la instalación de 1.200 servidores escolares, 250 mil pen drives, conexión a internet para los establecimientos educativos beneficiados y la adecuación de las instalaciones eléctricas de las aulas alcanzadas con el plan. Están previstas también instancias de capacitación para los docentes.

En un principio el programa estaba pensado para que las netbooks sean utilizadas por los chicos sólo dentro de las escuelas, aunque reconocen que estudian la posibilidad de permitirles que se las puedan llevar también a sus casas. Iglesias explica que "cuando fue aprobado por el Consejo Federal de Educación —reunión de los ministros de cada provincia— estaba previsto que los dispositivos queden en las escuelas debido a que en las técnicas los chicos trabajan en doble turno, pero luego de evaluar la experiencia uruguaya del Plan Ceibal —donde se les permite a los alumnos trasladar las laptops fuera de las aulas— vemos que el impacto que tiene al llevarse la computadora a su casa amplía y extiende los alcances del programa, porque le da participación a la familia y la sociedad se apropia del proyecto".

Aún así, el programa contempla la dotación de más de 7 mil muebles de guarda y recarga de las máquinas portátiles y la adecuación del sistema de seguridad de las escuelas alcanzadas. Conviene resaltar que las netbooks cuentan además con un sistema antirrobo, por el cual se bloquea la computadora ante su pérdida o hurto.

Prioridades

La propuesta de dotar de una computadora por cada alumno tiene el antecedente en la Argentina de la fallida experiencia del plan "Una laptop por niño", la propuesta ideada por el investigador norteamericano Nicholás Negroponte para países emergentes. La misma fue lanzada en 2006 por el entonces ministro de Educación Daniel Filmus, aunque por cuestiones de costos y operatividad de las máquinas, el proyecto no pasó de las pruebas pilotos (ver aparte).

Quién si continuó con la implementación masiva de este programa fue el gobierno uruguayo mediante el Plan Ceibal, el publicitado proyecto por el cual el país oriental repartió 380 mil laptops entre sus alumnos y docentes de la primaria.

En el caso argentino, la decisión de arrancar la digitalización por el tramo final de las técnicas responde a varias causales. Entre ellas, Iglesias menciona que estas escuelas "cuentan con una infraestructura muchísimo más preparada que el resto, con un piso tecnológico adecuado, y dispone de planes de mejora para sostener el proyecto en el tiempo". Destaca además que el programa se hace sustentable gracias a que la ley de educación técnica establece un piso del 0,2 por ciento del gasto corriente nacional para invertir en esta modalidad.

Comentarios