la_region
Jueves 23 de Junio de 2016

Entre reproches, la Nación bajó a investigar la misteriosa avioneta

Una comitiva del Ministerio de Seguridad nacional comenzó a trabajar donde dejaron abandonada una aeronave

Mientras el ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, repitió ayer que en el sistema judicial santafesino no existen denuncias sobre la actividad de vuelos irregulares en la región del departamento San Martín, en la que el martes aterrizó una avioneta, una comitiva enviada por el Ministerio de Seguridad de la Nación comenzó a trabajar en el lugar para colectar pruebas y avanzar en la investigación. Y el caso ya genera tensión entre provincia, Nación e incluso el municipio de Los Cardos, donde cayó la nave.

"Si el presidente comunal (Carlos Coppari) había advertido esa situación habría que preguntar a la Fiscalía Federal cómo avanzaron estas investigaciones", disparó Pullaro, en relación al caso. "Si él estaba en conocimiento de que existían estos vuelos debía denunciarlo. Entonces ahora habría que consultar a los fiscales federales si existe alguna investigación al respecto", señaló el ministro en busca de bajar el tenor de la polémica que amenazaba con complicarlo: un presidente comunal ratifica que desde hace tiempo viene denunciando a la policía de la provincia la actividad de aviones no identificados que aterrizan todas las semanas en la zona.

"Cuando fui legislador y me enteré de que en mi zona vendían droga denuncié con nombre y apellido. Me citaron en los Tribunales Federales y fui, dije lo que tenía para decir y hoy esos traficantes están presos", abundó Pullaro. Y respecto al caso de Los Cardos indicó que "no tengo el dato de que a la policía se le haya informado en el momento. Si hubo información sobre este tipo de actividad en el que avionetas descargaban droga debería haber una denuncia en algún juzgado o fiscalía federal y no la hay".

El ministro se preguntó sobre "cuál es el rol de la Justicia Federal dentro del aporte a la seguridad", al tiempo que apuntó sus cañones contra el Estado nacional. "¿La función es echarle la culpa a la policía o en cambio le corresponde investigar tras una denuncia? Empecemos a preguntarnos estas cosas porque de lo contrario caemos sobre el más débil y a esto lo tenemos que resolver entre todos", se defendió.

Al respecto, Coppari aseguró que no hizo ninguna denuncia formal sobre el tema. "Simplemente tomé contacto con las autoridades y les informé sobre lo que ocurría. Hablé con el jefe de policía departamental, con el comisario de Los Cardos y el jefe de investigaciones. Ellos me llamaron a la comisaría. Les conté lo que ocurría y me dijeron que les deje el tema por su cuenta, que ellos se ocuparían y que en algún momento los agarrarían", dijo.

Luego señaló que posteriormente volvió a comunicarse con la policía cuando se enteró que había aterrizado otro avión. "En esa oportunidad me dijeron que ya habían avisado a las autoridades provinciales. Después no sé cómo siguió el tema y ahora ocurrió esto", se defendió Coppari.

La investigación. Poco después de que Coppari y dos empleados encontraron el avión abandonado, el fiscal de San Jorge Carlos Zoppegni tomó inicialmente el caso y dispuso ante la presencia de testigos que la policía hiciera una requisa del avión para determinar si había elementos relacionados con algún tipo de delitos. "En ese proceso lo único que pudimos conseguir fue el levantamiento de algunas huellas y documentación en la que constan nombres y apellidos con solicitud y contratos de líneas telefónicas", dijo Zoppegni a La Capital.

En ese contexto ratificó que son identidades de personas presumiblemente de nacionalidad paraguaya y que, "de acuerdo a información preliminar que poseemos uno de ellos coincide con la identificación del propietario de la aeronave, empadronada en Paraguay", dijo.

El fiscal se apartó de la discusión sobre las responsabilidades jurisdiccionales del caso e indicó que dio intervención inmediata a la Justicia Federal. Y adelantó que la Fiscalía de San Jorge declarará hoy su incompetencia, aunque seguirá adelante con algunas averiguaciones relacionadas al caso. "Seguiremos ese trámite para que en las próximas horas proceda la Justicia federal para el caso de que se necesiten pericias complementarias más específicas que quizás puedan llegar a determinar qué tipo de material se transportó en la nave", explicó Zoppegni y agregó que "quizás eso sea posible con pericias con perros o técnicas que puede aplicarse desde la órbita de la Nación".

El fiscal señaló que también se le dio intervención a la Junta de Investigaciones de Accidentes de Aviación Civil (Jiaac), que oficialmente determinará las causas del siniestro pero además aportó datos interesantes. "El avión posee un sistema informático que registra el plan de vuelo, que era desmontable. La o las personas que se trasladaban quitaron ese instrumento luego del accidente para borrar rastros", indicó Zoppegni. "Esos datos hubieran servido para conocer por dónde voló la aeronave. Estamos buscando información para ver a través de los aeródromos si hubo aterrizajes o escalas. Esa información aun no ha llegado", esgrimió.

Señaló además que la misma aeronave, un Cessna 210 con matrícula paraguaya ZP BAF, había sido detectada en agosto del año pasado sobre Resistencia (Chaco) y obligada a regresar a Paraguay, bajo escolta hasta la frontera por la fuerza aérea argentina. El dato fue confirmado por fuentes del Ministerio de Seguridad.

La Jiaac también corroborará la documentación hallada en el avión, números de motor y fuselaje, entre otras guías, "porque no nos podemos quedar solo con la matrícula pintada sobre el aparato. Aunque en principio podríamos decir que está confirmado que se trata de la aeronave empadronada en Paraguay", dijo el fiscal.

El agente judicial coincidió en su relato con el presidente comunal al afirmar que "se tomaron datos de vehículos que pasaron ante las cámaras de alta definición que posee la comuna de Los Cardos. En algunos casos se observa el número de patente y en otros no por lo que llevamos a Santa Fe para intentar procesar el video bajo sistemas informáticos".

"Hoy no estamos en condiciones de afirmar algo que no tenemos. Se está trabajando vertiginosamente pero, por el momento, sólo procesando datos".

Comentarios