El Mundo
Martes 07 de Junio de 2016

Entre la prudencia y la satisfacción

Buena parte de los políticos y analistas de Perú fluctuó ayer entre la prudencia y la satisfacción al interpretar la ajustada victoria que Pedro Pablo Kuczynski lleva sobre Keiko Fujimori...

Buena parte de los políticos y analistas de Perú fluctuó ayer entre la prudencia y la satisfacción al interpretar la ajustada victoria que Pedro Pablo Kuczynski lleva sobre Keiko Fujimori en el escrutinio del ballottage presidencial de ayer y que aún no tiene un resultado definitivo. El politólogo Fernando Tuesta afirmó que la "línea central" del proceso electoral fue la "disputa" entre el fujimorismo y el antifujimorismo, que encontró "un elemento aglutinador" en las denuncias sobre nexos de dirigentes fujimoristas con el narcotráfico, y advirtió que Kuczynski "no podrá gobernar sin llegar a acuerdos" con el partido de Keiko.

Para el politólogo Ignazio de Ferrari, la victoria de Kuczynski es "histórica" por ser "la primera vez que la derecha liberal gana una elección democrática" en Perú y también "la primera vez que un candidato revierte una diferencia de casi 20 puntos entre la primera vuelta y el ballottage", pero el probable presidente electo tendrá la "debilidad" de que "solamente 21 por ciento de los votos válidos son suyos" y sus legisladores "representan solamente" 14 por ciento de las bancas del Congreso unicameral.

El comunicador político Rolando Arellano opinó que "no ganarán" ni Kuczynski ni Fujimori porque para quien resulte electo "empezará un período de trabajo y de preocupaciones mucho mayor al que haya imaginado", con "grandes limitaciones" para afrontar "muchos problemas económicos y sociales que arreglar".

La congresista Marisol Pérez Tello afirmó que el "reto mayor" del próximo presidente es "reconciliar a un país quebrado" tras "una campaña inédita marcada por las diatribas y los excesos", y reclamó "unidad" para "evitar que la delincuencia organizada, el terrorismo y el narcotráfico provoquen el colapso" del estado de derecho.

La ex alcaldesa centroizquierdista de Lima Susana Villarán dijo que se sentía "aliviada profundamente" porque "la amenaza de retorno del fujimontesinismo era real y había que cerrarle el paso", y resaltó que Kuczynski "no lo logró solo" sino gracias al aporte de "organizaciones y líderes", así como de "una ciudadanía activa a favor de la democracia".

Fragmentación. La analista política Nancy Arellano descartó la posibilidad de que el último proceso electoral vaya a generar "un país dividido a nivel ciudadano", pero advirtió que "a nivel de la clase política es otra historia" y pronosticó "retos importantes" para Kuczynski porque "el fujimorismo va a pasar factura a través del Congreso". El ex candidato presidencial Fernando Olivera manifestó que "solo si es que perpetran un fraude" Kuczynski "no será electo", y celebró que con la elección del ex ministro "la democracia derrotó a la dictadura y al narcotráfico".

Comentarios