Edición Impresa
Sábado 23 de Julio de 2011

Entre el fomento del consumo y la pérdida del canto como expresión

Violeta Hemsy de Gainza, quien tuvo entre sus alumnos a varios artistas famosos como Fito Páez y Andrés Calamaro, entre otros tantos, asegura que desde el punto de vista del consumidor, la gente asume que la música es de todos. "Hasta los gobiernos de izquierda fomentan el consumo en vez de fomentar la actividad. Porque, por ejemplo, en las comunidades originarias, la música forma parte de los valores y la cultura viva activa y pertenece a todos los miembros de esa población. En cambio acá nosotros estamos mandando estímulos musicales para que la gente se ponga contenta, se distraiga. Hemos dejado de ser productores de música. Yo recuerdo que, cada uno en su espacio, el trabajador, el empleado, cantaba. Pero, ¿quién hace eso ahora? El canto se ha perdido como forma de expresión. Hoy la música parece propiedad de unos pocos, que están en las pasarelas a los cuales hay que aplaudir como si fueran las vedettes".

Comentarios