Edición Impresa
Jueves 02 de Octubre de 2008

Entre café y café

Los sábados a la mañana, en Chinchibira, las tenidas políticas están a la orden del día. Por un lado está la mesa donde se sienta el bando desarrollista, liderado por don José Censabella y Hugo Pasqualis. Metros más al fondo está el reino del PJ, comandado por Luis Rubeo.

Los sábados a la mañana, en Chinchibira, las tenidas políticas están a la orden del día. Por un lado está la mesa donde se sienta el bando desarrollista, liderado por don José Censabella y Hugo Pasqualis. Metros más al fondo está el reino del PJ, comandado por Luis Rubeo. Días pasados el imparable discurso del diputado Alejandro Rossi, que no les dio respiro a las tostadas, hizo girar la cabeza (y despertar la curiosidad) de más de uno.

Ausencia notoria

La diputada provincial Mónica Peralta reapareció ayer mediante un parte de prensa en las redacciones locales. La joven y bella legisladora expresó su solidaridad con la mujer obesa que insólitamente fue obligada a pagar el valor de dos boletos para viajar en colectivo. Pero un periodista noctámbulo, al detectar el nombre de Mónica en su casilla de correo electrónico, no pudo menos que advertir que hace mucho no se tropieza con la dama en ningún boliche nocturno. Cuánta nostalgia.

Comentarios