José López
Sábado 18 de Junio de 2016

Encontraron un contrato que vincula a la familia de López con la empresa de Lázaro Báez

Se trata de un contrato de alquiler de un inmueble en la ciudad de Río Gallegos, propiedad de la suegra del exfuncionario.

Un contrato de alquiler entre la familia del exfuncionario José López y la empresa Austral Construcciones, propiedad de Lázaro Báez, fue encontrado durante un allanamiento realizado en la casa del detenido exsecretario de Obras Públicas en Tigre.

El papel hallado durante el operativo dispuesto por el juez federal Daniel Rafecas es por el alquiler de un inmueble ubicado en la Avenida Julio Argentino Roca 2160, en la ciudad de Río Gallegos, propiedad de la suegra del dirigente peronista, Lucila Amalia Corvalán, quien figura en el contrato en calidad de "locadora o propietaria".

La duración de ese vínculo inmobiliario se extendió por "24 meses, a partir del 1° de febrero de 2009". También aparece mencionada en el documento la esposa del detenido exfuncionario kirchnerista, María Amalia Díaz. Curiosamente, tanto José López como Lázaro Báez se encuentran detenidos en el Complejo Penitenciario de Ezeiza y ambos están involucrados en causas por presunto lavado de dinero.

El allanamiento en la residencia ubicada en el partido bonaerense de Tigre fue el segundo ordenado en ese lugar por el titular del Juzgado Criminal y Correccional Federal N° 3, quien encabeza la investigación surgida a raíz de la detención del ex funcionario, que fue descubierto con casi nueve millones de dólares en su poder en un convento de General Rodríguez.

En ese primer operativo, los efectivos del Cuerpo de Infantería de la Policía Bonaerense y de la dirección Explosivos de la Federal, así como también por la división Perros de la AFIP, sólo habían hallado 2.500 dólares en la propiedad ubicada en Tigre.

Al mismo tiempo, también se realizó un allanamiento en el Monasterio de Monjas Orantes y Penitentes de Nuestra Señora de Fátima, ubicado en el partido del Oeste del Conurbano bonaerense, en donde el dirigente peronista fue detenido mientras arrojaba bolsos con dólares y euros.

Tras ser atrapado in fraganti, el exsecretario de Obras Públicas sumó dos causas judiciales más a la que ya tenía por presunto enriquecimiento ilícito: es investigado en la Justicia provincial para determinar si era lícita la portación del arma de guerra que tenía en su auto y también fue denunciado el pasado viernes por la Unidad de Información Financiera (UIF) para que sea investigado por supuesto lavado de dinero.

En tanto, tras haber pasado su primera noche en el Hospital Penitenciario Central del Penal de Ezeiza, López no prestó declaración indagatoria ante la fiscal Alejandra Rodríguez en la causa por la tenencia del arma de guerra, ya que los médicos del Servicio Penintenciario Federal le indicaron reposo hasta el martes por un cuadro "paranoide".

Los perros al convento

Los canes de la AFIP volvieron a jugar un rol protagónico en el allanamiento ordenado en el monasterio donde fue encontrado el exsecretario de Obras Públicas, José López, con bolsas y valijas que contenían unos 9 millones de dólares, como cuando hace un mes jugaron un rol clave en los allanamientos, ordenados por el fiscal Marijuan en las viviendas de la familia de Lázaro Báez, en Rio Gallegos y El Calafate, y olieron los dólares encontrados y los bolsos allí secuestrados.

Jack, así se llama uno de los perros de la división canes de la AFIP que trabajó encontrando dólares en las propiedades de los Báez en el sur, estuvo en el monasterio de General Rodríguez buscando más dinero que pueda estar escondido allí. Su trabajo de Jack y el de sus pares se lleva a cabo en todas las habitaciones del amplio monasterio y sobre todo en los subsuelos donde están las celdas dispuestas, desde su construcción, para que las monjas de clausura del convento realicen en ellas sus penitencias.

Comentarios