Domingo 18 de Septiembre de 2016

Encontraron descuartizados a dos niños y a sus padres en un aparente ajuste de cuentas

El hallazgo de los restos humanos se produjo tras recibir un aviso de un vecino alertando del mal olor en las inmediaciones de la vivienda.

La Guardia Civil española encontró este fin de semana los cuerpos de cuatro personas de nacionalidad brasileña, dos adultos de 40 años y sus hijos, un niño de un año y una niña de cuatro, en la localidad de Guadalajara. Los cadáveres habían sido descuartizados y guardados en bolsas de plástico. La principal hipótesis que barajan es el ajuste de cuentas.

Según informaron fuentes de la investigación, el hallazgo de los restos humanos se produjo tras recibir un aviso de un vecino alertando del mal olor en las inmediaciones de la vivienda.

Tras alertar al personal de seguridad por el mal olor, se procedió a llamar a la Guardia Civil. Los agentes llegaron a las 22.40 del sábado a la vivienda.

Cuando la fuerza policial arribó a la propiedad no percibió nada anormal. Pero, tal como habían denunciado los vecinos, el hedor era insoportable.

Tras constatar que ninguna de las entradas había sido forzada, accedieron al interior de la a través de una ventana, de la que salía un fuerte olor a podrido.

Según detallaron, en la sala había cinco o seis bolsas de plástico selladas con cinta y unos líquidos de color verdoso alrededor, de las que procedía el fuerte olor. Al abrir una de ellas encontraron un pantalón vaquero y un torso humano.

La Guardia Civil procedió entonces a acordonar la zona y a avisar a la comitiva judicial para que se procediera al levantamiento de los restos humanos. Cuando llegó el juez, abrieron el resto de las bolsas y descubrieron que contenían los cuerpos de dos adultos, un niño de cuatro años y una niña de un año.

Comentarios