Política
Domingo 12 de Junio de 2016

En un nuevo gesto de rispidez, el Papa devolvió una donación del gobierno a la fundación Scholas

Se trata de 16 millones de pesos para una organización contra la exclusión. Nuevo gesto de rispidez del Papa con el macrismo.

Causó sorpresa en la Casa Rosada la decisión del Papa de devolver una donación de 16.666.000 de pesos del gobierno a una fundación vaticana. La drástica actitud de Francisco se inscribe en la fría relación que mantiene con la administración de Mauricio Macri.

Según se supo ayer, Francisco les pidió a los directores mundiales de Scholas Occurrentes (organización que trabaja para combatir la exclusión a través de la educación, el deporte y el arte), José María del Corral y Enrique Palmeyro, que devuelvan de inmediato la millonaria cifra donada a la fundación por un decreto publicado en el Boletín Oficial el 30 de mayo último.

Según fuentes vaticanas, ni bien el Papa se enteró de la donación les escribió a Del Corral y Palmeyro para pedirles que devuelvan el dinero. "El gobierno argentino tiene que acudir a tantas necesidades del pueblo que no tienen derecho a pedirle un centavo", argumentó un tajante Bergoglio.

El Papa escribió la carta después de que se celebrara en el Vaticano el VI Congreso Mundial de Scholas, donde se enteró por parte del subsecretario de Culto, Alfredo Abriani, de la decisión de Macri. El decreto salió publicado al día siguiente, el 30 de mayo, y allí se hacía pública la cifra donada a Scholas: $16.666.000.

Tras la orden papal, los directores de Scholas le mandaron una carta al jefe de Gabinete, Marcos Peña, para pedirle "suspender el aporte económico" con el argumento de que "hay quienes pretenden desvirtuar este gesto institucional con el fin de generar confusión y división entre los argentinos".

"Procuraremos obtener este necesario aporte a través de los organismos multilaterales de crédito y de la ayuda de privados", agregaron los directores, que conocen a Francisco desde sus tiempos de arzobispo de Buenos Aires, cuando trabajaron juntos en la red de escuelas de vecinos, luego transformada en Scholas, una red que une a más de 190 países y uno de los proyectos más queridos del Papa.

Peña aclaró que el gobierno "ratifica el compromiso de acompañar a la fundación en la importante tarea de impulsar y defender los valores de la paz, la inclusión y el encuentro de los jóvenes".

Tras la desilusión, desde la Rosada achacaron a Del Corral y Palmeyro por el "malentendido". "En función del compromiso asumido por el presidente durante su encuentro con el Papa, en febrero pasado, cuando éste le pidió que apoyara a Scholas, fueron ellos quienes luego nos pidieron esa suma de dinero", dijo una fuente macrista.

"Esa suma fue calculada por ellos para hacerle frente a los gastos para su sede en Buenos Aires, para los sueldos de 36 empleados y para los gastos de equipamiento. Fue un pedido de ellos, por eso estamos muy sorprendidos de lo que pasó, y de que el Papa no estuviera informado", agregó la fuente, que lamentó que se interpretara el apoyo del gobierno como un intento del macrismo de "comprar" al Papa.

El legislador porteño y titular de La Alameda, Gustavo Vera, fue el primero en hacer notar el malestar de Francisco por la alta cifra de la donación. Y contó que el Papa se enteró por la prensa argentina, que para peor fue interpretada como una "señal de distensión" de las relaciones del Vaticano con el gobierno. "Es muy feo hablar de que la distensión son 16 millones de pesos", había dicho la semana pasada Vera, y agregó: "Lo que Francisco espera del gobierno es lo que dijo el cardenal Poli el 25 de Mayo: es una mesa de diálogo, y eso no se arregla con 16 millones, ni con 160 millones, ni con 1.660 millones. Ojalá que el gobierno entienda que tiene que dialogar con los sectores representativos de la sociedad civil, votados por el pueblo y los que representan sectores sindicales y sectores empresarios", aseguró.

Comentarios