Policiales
Miércoles 07 de Septiembre de 2016

En un local de zona sur secuestraron autopartes por unos cinco millones de pesos

No contaba con habilitación municipal. Dos personas fueron detenidas.

Un local dedicado a la venta de autopartes que no contaba con habilitación municipal fue allanado este mediodía por personal de la Policía de Investigaciones (PDI), que detuvo a dos personas y secuestró repuestos usados de automotor por un valor estimado de cinco millones de pesos.
Era tanto el material secuestrado que se necesitaron quince camionetas y un camión para trasladar cajas de cambio, tapas de cilindros, alternadores, burros de arranque y cigüeñales desde el local de Saavedra y Sarmiento hasta la sede de la PDI.
El comisario de Investigaciones Jorge Albornoz detalló que "el comercio, que no tenía tenía habilitación, vendía autopartes usadas a bajo costo y también hacían acopio de mercadería".
Entre las marcas a las que pertenecían las piezas usadas enumeró "Audi, Mercedes Benz, Ford, Chevrolet, Toyota...".
La Policía llegó hasta el local sin carteles de Sarmiento y Saavedra después de unos cuatro meses de investigación.
Albornoz indicó que detuvieron a dos personas, el encargado y un empleado, y se investiga si hay más involucrados en las maniobras.
De la investigación, se desprende que, en apariencia, las personas que concurrían a ese lugar en busca de las partes de autos eran atendidos por estas personas a través de una ventana.
En relación al procedimiento, el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, destacó el trabajo realizado por la PDI e indicó: "La única forma de desarticular estas bandas y combatir al delito es ir sobre el todo el proceso de comercialización y no sobre partes aisladas. Estamos convencidos que esa es la mejor manera de desarticular a las estructuras criminales".
Desde la cartera que encabeza Pullaro sostuvieron que "las órdenes son explicitas y que los delitos que más impactan se enfrenten con estos procedimientos".
Las personas detenidas se encuentran a disposición del fiscal de flagrancia, David Carizza.

Comentarios