El Mundo
Miércoles 02 de Noviembre de 2016

En Turquía, Erdogan ataca al último bastión de la libertad de prensa

El régimen islamista turco está cerrando los últimos bastiones de libertad de prensa que quedan en el país.

El régimen islamista turco está cerrando los últimos bastiones de libertad de prensa que quedan en el país. La redacción del diario independiente Cumhuriyet puso un título de tapa muy claro: "No nos rendiremos" y salieron a la puerta del diario a fotografiarse con el diario en la mano. Horas antes habían sufrido un violento allanamiento, en el que la policía se llevó detenidos al jefe de redacción, 13 periodistas y a los directores. El Cumhuriyet es el principal diario de referencia de la oposición al régimen islámico conservador del presidente Recep Tayyip Erdogan, quien venía dando un giro autoritario a su poder y lo multiplicó al fallar un intento de golpe militar el 15 de julio pasado.

Europa y Estados Unidos condenaron el ataque de Erdogan al diario, pero este tiene fuerte apoyo popular luego del golpe fallido y de potencias regionales. Además, Turquía es parte de la Otán, lo que le garantiza cierta impunidad ante Europa. El régimen acusa al diario de "apoyar" al proscrito Partido de los Trabajadores (PKK) de Kurdistán y al movimiento del clérigo islámico Fethullah Gülen, a quien acusa de estar detrás del golpe fallido 15 de julio. Gülen era un aliado clave de Erdogan hasta hace dos años.

La organización de derechos humanos Human Rights Watch (HRW) consideró "grotestas" las acusaciones y el cierre de medios kurdos por decreto, así como la encarcelación el fin de semana del alcalde de la ciudad kurda de Diyarbakir. Las autoridades turcas cerraron en los últimos meses casi 170 medios y encarcelaron a 105 periodistas. Ahora es el turno de Cumhuriyet, el mayor diario crítico del régimen que sigue abierto. Desde el golpe fallido Erdogan ha mandado detener 35.000 personas y destituido a decenas de miles de funcionarios. Cumhuriyet fue premiado en septiembre con el Nobel alternativo por su "su declaración incondicional a favor de la libertad de expresión pese a las presiones, censura, la prisión y las amenazas de muerte".

Comentarios