Ovación
Martes 04 de Octubre de 2016

En Tiro brilla un arquero volante

Diego Muslera, figura ante San Jorge, se gana la vida arriba de un taxi.

Arquero los domingos y taxista en la semana. Así es la vida de Diego Muslera, actual integrante del plantel de Tiro Federal. El Loco, como lo apodan, se transformó en uno de los pilares del equipo dirigido por Adrián Dezotti y el domingo tuvo una brillante labor en la igualdad ante San Jorge por 1 a 1.

"De a poco voy encontrando el nivel que me propuse. Tiro me dio las oportunidades y voy a dar todo por esta camiseta. Mucho tuvo que ver la colaboración de mis compañeros y del cuerpo técnico", sostuvo el guardavalla de 34 años.

Muslera volvió a jugar después de dos años tras una lesión en el hombro derecho. "Jugando en Italia tuve una lesión en el hombro derecho y los médicos tras realizar varios estudios me confirmaron que no estaba apto para jugar en fútbol de alta competencias. Fue un golpe muy duro. Entonces regresé a mi ciudad, me puse a trabajar de colectivero y después me compré el taxi con mucho esfuerzo", dijo el guardavalla.

El Loco comenzó a jugar a los tres años, hizo todas las inferiores en Newell's y llegó a primera de la mano de Julio Zamora. "Por Newell's doy la vida y es una cuenta pendiente que tengo en mi vida. Pero hoy me debo a mi esposa Romina y a mis hijos Franco y Julieta. Gracias a ellos volví a jugar y puedo hacer las dos cosas, jugar y trabajar en el taxi", expresó el ex jugador rojinegro.

La figura del domingo en Ludueña sigue con su rutina. Defendió los colores de Tiro y como todos los días se subió al taxi para ganarse la vida.

Comentarios