La ciudad
Domingo 15 de Mayo de 2016

"En salud pública, la pasión no tiene límite"

"Uno sueña este lugar", comentaron Alberto Muniagurria y Roberto Tozzini, portavoces de la Fundación y aclararon que, "en la salud pública el sueño y pasión no tiene límites".

"Uno sueña este lugar", comentaron Alberto Muniagurria y Roberto Tozzini, portavoces de la Fundación y aclararon que, "en la salud pública el sueño y pasión no tiene límites".

   Además del Hospital de Día, que ya lleva una década, también impulsaron el Centro de Diálisis al que asisten unas 50 personas tres veces por semana y es uno de los más importantes del país en el sector público y se actualizó el servicio de gastroenterología.

   Semanas atrás, inauguraron la refacción de la Capilla del Hospital, donde además de los oficios religiosos y de ayuda, se darán conciertos abiertos a todos los credos. "Ahora vamos a poner en valor los jardines, en los que rescatamos una estatua del escultor José Fioravante, que figura en catálogos internacionales y que estaba en el olvido", comentaron.

   La intervención en los jardines incluye un simpático trabajo de nominar los árboles del lugar que tienen propiedades curativas. "Vamos a poner cartelitos con el origen y qué representan", explicaron los profesionales y dijeron el lugar florecido y cuidado, incide positivamente en el ánimo de los pacientes. "La formación que brindamos es holística, biología, psicología y también espíritu", aseguraron.

   Para Muniagurria y Tozzini, que llevan en el lugar varias décadas, los sueños y la pasión por hacerlos realidad es una manera de devolver a la sociedad lo que ésta les brindó en tanto lugar de formación.

   "Esto es cariño, es un hábito, adónde iríamos todas las mañanas", dijeron frente a los ventanales de la sala hacia el espacio verde y arbolado del lugar.

   ¿Cuál es el sello de agua del trabajo que hace la Fundación?, preguntó La Capital. "Respetamos la estructura que hicieron los mayores, un ámbito que dio entidad, valorizamos los recursos humanos, envolvemos eso en lo edilicio e integramos todos los aspectos, médico, psicológico y social", analizaron.

   La Fundación nació en 1977 cuando el profesor Rafael Pineda respondió a la inquietud del entonces decano de la Facultad de Medicina. En la actualidad, además de Muniagurria y Tozzini, Hugo Tano forma parte de la comisión directiva a la que apoyan unos treinta colaboradores.

Comentarios