Ovación
Viernes 25 de Noviembre de 2016

En Newell's el mayor riesgo ya pasó y es una ventaja

Sin minimizar lo que se viene, Newell's dejó atrás a rivales cuya obligación es pelear arriba

Previo al clásico se remarcó que Newell's tenía por delante una exigencia mayor en el torneo por los rivales que debía enfrentar. Central y tres de los equipos denominados grandes, San Lorenzo, Racing y River, eran una gran prueba, tanto futbolística como anímica. El rendimiento, en resultados y rendimientos, terminó siendo satisfactorio. Obtuvo 7 de los 12 puntos en juego, con algunas actuaciones relevantes. "Fueron de las mejores producciones, independientemente del resultado", resaltó ayer el entrenador Diego Osella. Además de lo conseguido y realizado, el técnico consideró "una ventaja enfrentarlos ahora porque son equipos que están obligados a pelear y el año que viene van a tener que salir a hacer un buen torneo". Allí radica otra cuestión a valorar. Newell's no chocará con ninguno de ellos ni con sus urgencias de pelear arriba.

   El torneo es extenso, recién pasó un tercio del mismo y no se puede minimizar a ningún rival. Pero una virtud de Newell's, y un problema menos a resolver, es haber dejado atrás a adversarios que se presentan como un escollo más difícil de superar que otros. De todos modos, Osella consideró que lo más complejo en este tiempo fue "disimular las lesiones". Con un plantel reducido en número debió hacer malabares durante la mayoría de las fechas para conformar el equipo, algo que sigue sufriendo.

   Independientemente de las bajas, Newell's dejó atrás una seguidilla de encuentros que ponían a prueba dónde estaba parado. Tan buena era la campaña de Newell's antes de visitar a Central en la 7ª fecha, con un invicto de 4 victorias y 2 empates, como dudas generaba el funcionamiento del equipo. Era obvio preguntarse en ese momento cómo respondería ante compromisos de mayor riesgo, siendo el clásico la primera prueba a superar.

   Lo sacó adelante, con el gol de Maxi Rodríguez en el final. Fue una victoria que fortaleció el espíritu, al interrumpir una racha negativa y que sirvió para encarar de mejor manera ese miniciclo de encuentros. "El equipo después del clásico ha ido evolucionando. Lo sacó adelante y eso liberó a muchos futbolistas, incluso a nosotros. Poder resolver el clásico fue muy bueno", declaró Osella.

   El empate con un conjunto alternativo de San Lorenzo (2-2) en el Coloso no fue lo mejor en cuanto al juego. Tampoco se trató de un punto para menospreciar. Prolongaba el invicto, para luego visitar a Racing. En el Cilindro de Avellaneda perdió 2 a 1, aunque lo rescatable fue que se trató de la mejor producción de visitante. Y ese rendimiento se proyectó una semana después, en una versión mejorada, para vencer a River (1-0) de local.

   Con cuatro fechas por delante antes de la postergación del torneo, Newell's se ubica en el segundo puesto, habiendo dejado atrás a conjuntos que en un principio son los que más preocupan para enfrentar, aunque se sabe que en el fútbol eso es relativo.

Hay una realidad, que Osella se encargó bien en subrayar. Varios de esos equipos tendrán mayores obligaciones el año próximo, porque jugarán con menor margen de error. Tiene que dar pelea sí o sí. Por eso, para todo aquel que le toque enfrentarlos, será un examen más complicado.

   "Fue una ventaja enfrentarlos ahora porque son equipos que están obligados a pelear y el torneo que viene van a tener que salir a hacer un buen torneo. San Lorenzo viene de la doble eliminación (Copa Argentina y Copa Sudamericana), al margen de que tiene la Copa Libertadores. River está a 10 puntos de Estudiantes y eso no es bueno, Boca lo mismo (se ubica a 7 puntos del líder). Son equipos que hemos enfrentado, y que seguramente van a tener que tirar el resto para hacer un torneo bueno", precisó Osella.

Comentarios