Información general
Miércoles 03 de Agosto de 2016

En medio de la fiebre mundial, apareció misteriosamente una estatua de Pokémon

Nadie sabe quién la hizo ni cuándo se instaló, pero en pocos días se convirtió en un punto de interés para los turistas que llegan a New Orleans.

En medio de la locura por los personajes virtuales del juego para celulares "Pokémon Go", apareció un Pokémon en New Orleans que la gente de hecho puede tocar.
Alguien colocó una estatua del emblemático Pokémon Pikachu en el centro de una fuente averiada en un parque el fin de semana. Fotografías muestran al Pikachu retador sobre una base de cemento con una Pokébola al frente. La inscripción "POKEMONUMENTO" puede leerse en el cemento.
Los admiradores de Pokémon han visitado la estatua en el distrito de clase alta de Lower Garden, y han posado para fotografías con su familia además de publicar selfies con la estatua en las redes sociales. En una de ellas aparece alguien vestido con un disfraz de Pikachu.
"Los niños lo adoran y me sorprende cómo algo tan pesado puede aparecer tan rápidamente", dijo una vecina, Jennifer Curry, quien acudió con sus dos hijos para ver la estatua.
La estatua de Pikachu, el cual fue descrito por la hija de Curry, Kylie, como un ser similar a un ratón que puede atacar disparando bolas de electricidad, está al tope del pedestal con los brazos cruzados, las orejas hacia atrás y una mirada intensa sobre el parque.
Karon Reese, vicepresidenta de la asociación de vecinos que supervisa la zona, dijo que se enteró de la estatua el lunes cuando un amigo le envió un correo electrónico con una foto. Cuando caminó cerca esa mañana con su perro la gente ya estaba reunida alrededor.
Reese tiene un vecino que vive en la calle donde se encuentra el parque y está casi seguro de que apareció el sábado por la tarde, desde entonces un montón de madres de familia con sus hijos, jóvenes saliendo de trabajar y parejas de ancianos se han acercado a la estatua.
"Lo genial es que unió a grupos de gente. Era casi como un festival", dijo Reese. "Fue muy al estilo New Orleans".
Para agregar misterio a la estatua, Reese dijo que se topó con un hombre el lunes por la noche y habló con él. El hombre no le quiso revelar su nombre, pero le contó que fue parte de la instalación, aunque no creó la estatua.
La policía de New Orleans dijo que no ha recibido quejas por la estatua, desconoce de dónde provino y no planean quitarla.
Parece que los turistas y admiradores que siguen llegando están de acuerdo con ella. Lara Viator estaba de vacaciones en New Orleans procedente de Rhinebeck, Nueva York, cuando se enteró junto con sus hijos de la estatua.
"Un amigo hace recorridos turísticos y sabía que a los niños les gusta Pokémon", dijo. "Querían venir a verla ... Es gracioso cómo apareció de la nada".

Comentarios