Cámara de Diputados
Domingo 28 de Agosto de 2016

"En las elecciones de 2017 se sufragará con voto electrónico", aseguró Adrián Pérez

El secretario de Asuntos Políticos del gobierno nacional dio detalles sobre la reforma política en ciernes y dejó entrever que su futuro ya no estará vinculado al Frente Renovador, que lidera Sergio Massa.

Adrián Pérez está convencido de que el Congreso nacional aprobará en las próximas semanas la boleta única electrónica, entre otros instrumentos que el Poder Ejecutivo envió al Parlamento.

El secretario de Asuntos Políticos del gobierno nacional dio detalles sobre la reforma política en ciernes y dejó entrever que su futuro ya no estará vinculado al Frente Renovador, que lidera Sergio Massa.

—¿En qué punto está hoy la reforma electoral?

—La reforma tiene como objetivos cambiar el instrumento de votación, cambiar la ley de financiamiento de los partidos políticos, modificar el órgano electoral que organiza los comicios para que sea independiente. Empezamos por la primera parte, que es cambiar el instrumento de votación centralmente, y creo que esta semana tendrá dictamen de comisión y prontamente debería aprobarse en la Cámara de Diputados. Hay un nivel de consenso importante.

—¿Y actualmente cuáles son las dificultades del sistema?

—Actualmente Argentina tiene un problema, que es el sistema de boleta por partido. Eso, prácticamente, ya no existe en el mundo. La fiscalización, el reparto de boletas, depende acá de los partidos, y nosotros creemos en un sistema en que el Estado garantice la equidad y la competencia. Queremos un sistema en el que el ciudadano no sufra el robo de boletas, que se vote rápidamente, que tengamos un resultado ágil. Eso es lo que garantiza la boleta única electrónica. Para votar así en 2017 esperamos una aprobación rápida de la Cámara de Diputados.

—Debieron dar marcha atrás con las primarias no obligatorias y otros aspectos originales que ustedes querían. ¿Hay mucha resistencia de la oposición para limitar la reforma electoral al mínimo?

—Las reformas políticas requieren consenso importante para que perduren en el tiempo. Hoy hay un Congreso muy fragmentado y construir consenso no es sencillo. No tuvimos muchas observaciones sobre el proyecto. Creo que va a salir la boleta única electrónica, la eliminación de colectoras, de candidaturas múltiples. Y avanzamos con debate presidencial obligatorio y regulado, lo mismo que con otorgarle mayores herramientas a la Justicia para dotarla de mayores posibilidades de control.

—¿Cuál fue el tema más controversial?

—El de las Paso. Pusimos sobre la mesa la posibilidad de que las Paso sean optativas, tratándose de que es una interna partidaria. Hubo muchas fuerzas políticas que no lo quisieron. Y el tema del voto en las Paso sólo por agrupación o frente político no sé cómo va a terminar.

—¿No descarta que exista la posibilidad de instrumentar las Paso sólo por un frente político o agrupación?

—No lo descarto. Esa opción fortalece más a los partidos políticos.

—Pero que el elector sólo pueda votar a un frente o agrupación política parece un regreso a la boleta sábana, en este caso electrónica...

—No lo veo así. Cuando uno mira en el mundo, los países que tienen primarias lo hacen por agrupación. En Uruguay el elector tiene que decidir por el Frente Amplio o el Partido Nacional, y en Estados Unidos por los demócratas o los republicanos. Difícilmente se pueda votar cruzado.

—Pero los partidos provinciales que no llevan candidato a presidente, ¿cómo hacen?

—Definimos que el elector vote en las categorías ofrecidas por el partido provincial. Este es un punto controversial de la reforma. Habrá que ver cómo sale esto.

—El Cippec y otras organizaciones alertan que el voto electrónico exige más controles y, por eso, plantean no ir directamente en 2017 hacia ese sistema. Una opción es la boleta única de papel...

—Nosotros queremos ir a un sistema de boleta única.

—¿Y por qué quieren boleta única electrónica y no papel?

—La boleta única de papel es un buen sistema, permite que el Estado garantice la oferta electoral, que estén las boletas. Pero nos inclinamos por la boleta única electrónica por las siguientes razones: muchas provincias votan simultáneamente, con Paso incluidas. En provincia de Buenos Aires habría que diseñar boletas únicas para siete categorías con internas adentro de cada agrupación. Hicimos un simulacro y nos dio un metro y medio de cada boleta llena de casilleritos.

—En Santa Fe es así. Y la gente se acostumbró.

—Santa Fe lo resolvió cortándola por categoría, pero a nivel nacional se quiere con las dos opciones: por categoría o lista completa. La boleta única electrónica tiene la ventaja de la agilidad, de tener rápido el resultado, y de la exactitud. Con boleta de papel hay un conteo manual, con márgenes de error que definen elecciones en competencias ajustadas. Eso no ocurre con la boleta única electrónica, porque es boleta de papel con dispositivo digital. Es accesible, fácil, exacto y ágil.

—¿En 2017 se va a implementar el voto electrónico en algunas provincias o en todas?

—Va a ser una implementación gradual en algunas provincias.

—En Santa Fe no hay decisión tomada respecto del voto electrónico y podrían coincidir dos sistemas diferentes: voto electrónico en la nacional y boleta única en la provincial...

—Si hay simultaneidad, lo que rige es el sistema nacional. Si se dividen los comicios cada proceso está regido por su ley. En el caso de Santa Fe puede ser que haya dos sistemas distintos, si es que se hacen en fechas separadas. Lo que hizo Santa Fe con la boleta única fue un avance importante. Y creemos nosotros que la boleta única electrónica es una instancia aun superadora.

—Aparece en el horizonte la posibilidad de que haya más diputados en la Cámara. ¿No es una contradicción de la reforma política?

—No lo impulsamos nosotros, nuestro proyecto no lo incluye. En el marco del debate parlamentario apareció ese tema y el de la paridad de género. Lo que está firme para que salga es el proyecto del Ejecutivo de boleta única electrónica.

—Lo que ha sido novedoso y sorpresivo es el fin de las reelecciones en provincia de Buenos Aires, por una ley de la Legislatura...

—Sí, ha sido muy bueno y positivo. Estamos tratando de llevar adelante un acuerdo federal que nos está costando mucho, y que incluye algunos temas. Uno es la simplificación del calendario, no la unificación. En la Argentina, en 2015, sobre 52 domingos, en 30 hubo elecciones. Hay que simplificar esto. Y hay que eliminar colectoras, candidaturas múltiples. Y queremos que no haya reelecciones indefinidas. El hecho de que provincia de Buenos Aires limite las reelecciones va en línea con lo que estamos planteando.

—¿Sigue perteneciendo al Frente Renovador?

—A mí me convocó el gobierno para esta tarea, que es llevar adelante la reforma política. Formo parte del gobierno, trabajo y empujo para que le vaya bien. Rescato que el gobierno me haya convocado.

—¿Se siente más cerca de Cambiemos o del massismo?

—Me siento parte del gobierno. Lo conversé con Massa, yo sabía que el Frente Renovador iba a ser opositor del gobierno. Lo respeto a Sergio, pero hoy trabajo en el Ejecutivo.

Comentarios