Jueves 11 de Agosto de 2016

"En la Auditoría General de la Nación se trabaja seriamente, es un desafío importante"

Oscar Lamberto, reemplazante de Echegaray en la AGN, dijo que en el tema tarifas habría que "mezclar y dar de nuevo".

Oscar Lamberto, recientemente designado por el justicialismo como titular de la Auditoría General de la Nación, sostuvo que el organismo trabaja con "seriedad" y tiene gran "calidad de gente", por lo que entendió que "es un desafío importante" para su carrera política.
Como principal fuerza de oposición, tal como lo define la Constitución, el PJ elevó la designación de Lamberto con las firmas del titular del partido, José Luis Gioja, y el secretario político del sello, Miguel Angel Pichetto. La nota fue remitida a los presidentes de las Cámaras de Senadores y Diputados, Gabriela Michetti y Emilio Monzó, respectivamente, para que se efectivice el nombramiento y la AGN "retome su normal funcionamiento", indicó el PJ en un comunicado.
El reemplazante de Ricardo Echegaray en la AGN señaló que, si bien la designación fue acordada antes de la presentación, "fue una sorpresa" porque se encontraba "absolutamente fuera de toda actividad política, retirado y disfrutando del retiro".
"Conozco la calidad de gente de la Auditoría, sé de la calidad de los informes, la seriedad con la que se trabaja, y en eso me parece que es un desafío importante", subrayó Lamberto en diálogo con LT 3, y explicó que la Auditoría "tiene planes, que no los inventan los auditores sino que los propone en base a los trabajos técnicos y los aprueba el Congreso. No se puede hacer una auditoría porque salió algo en un diario o se le tiene bronca a alguien".
Señaló que "la Auditoría es un organismo privilegiado. Tiene técnicos muy capacitados, equipamiento, acceso a la información, no podemos decir que nos falte algo. Siempre se puede mejorar, siempre hay novedades y aprendizajes, pero estructuralmente está muy bien".
En otro orden, el flamante titular de la Auditoría (entraría en funciones "en un par de semanas") cuestionó el aumento en los servicios que impulsó el gobierno nacional, aunque también destacó que "es fácil congelar" las tarifas y las complicaciones llegan cuando se hace neccesario actualizar los montos. "Es fácil congelar, el problema es salir. Entonces hay que buscar afectar a la menor cantidad de gente", remarcó.
"Le faltó lo micro, no se puede llevar a un ciudadano a no poder pagar el servicio básico", cuestionó Lamberto, y sostuvo: "Creo que lo racional sería mezclar y dar de nuevo".

Comentarios