Edición Impresa
Jueves 15 de Octubre de 2015

En Fisherton aún recuerdan a Jaime

Ahora que Ricardo Jaime volvió a los titulares de las noticias a propósito de su condena por haber recibido coimas mientras era secretario de Transporte de la Nación, en el aeropuerto de Rosario hay quienes recordaron un lamentable episodio que lo tuvo como protagonista hace algunos años.

Ahora que Ricardo Jaime volvió a los titulares de las noticias a propósito de su condena por haber recibido coimas mientras era secretario de Transporte de la Nación, en el aeropuerto de Rosario hay quienes recordaron un lamentable episodio que lo tuvo como protagonista hace algunos años. El ex funcionario había llegado al Islas Malvinas como parte de la comitiva que acompañaba al entonces presidente Néstor Kirchner en una visita a la ciudad. Cuando volvían a Buenos Aires, un efectivo de la vieja Policía Aeronáutica Nacional que no lo reconoció le pidió su DNI y Jaime se molestó. “¿Usted no sabe quién soy yo?”, retrucó muy ofendido. Como el uniformado insistió (“No sé quién es, por favor identifíquese”), el secretario se enojó aún más y al llegar a destino dio la orden de que el policía fuera sancionado. El agente terminó en un lejano aeropuerto de la Patagonia, castigado por hacer su trabajo.

La alarma que no deja dormir

Los vecinos de un supermercado céntrico ya están cansados de despertarse sobresaltados varias veces por noche. Los tiene a maltraer la alarma del comercio, que se dispara repetidamente. Como afortunadamente no hubo ningún hecho delictivo que se haya denunciado en el lugar, comenzaron a indagar sobre los motivos que desencadenan el inoportuno despertador. Y los comentarios que recibieron seguramente contribuirán a que les sea más difícil conciliar el sueño. Al parecer el depósito del súper está tan infectado de roedores que de noche hacen caer paquetes de mercaderías y cajas, lo cual provoca que se active la alarma. Dicen que hay que ver para creer. ¿Será para tanto o es apenas otro cuento de gallegos?

Una promesa en cada encuentro

Ya sabe que integrará el futuro gabinete provincial. Quizás por tener esa seguridad, en todas las reuniones a las que asiste deja promesas y asume compromisos, aun frente a interlocutores que difícilmente resistirían un archivo. Y en algún encuentro hasta pidió que le aporten nombres de extrapartidarios para ocupar cargos en la administración. ¿Estará habilitado o se toma atribuciones que no le dieron? Falta poco para saberlo, pero no es un buen inicio.

Comentarios