Escenario
Viernes 28 de Octubre de 2016

"En esta obra te reís cada 20 segundos"

Nicolás Vázquez y Gimena Accardi cuentan cómo es actuar en pareja en tevé y en teatro. Hoy y mañana presentan su éxito "El otro lado de la cama" en el Broadway.

Funcionan arriba del escenario porque primero funcionan abajo del escenario. El éxito de "Como anillo al dedo" en la tele se da porque "somos cien por ciento nosotros", dirá Gimena Accardi y porque "nada está escrito", afirmará Nicolás Vázquez. Pero en "El otro lado de la cama" pasa eso pero a la vez sucede todo lo contrario. La obra española, que sigue siendo un suceso teatral en Madrid y antes lo fue en el cine, se escribe y se reescribe todo el tiempo. "Esta mañana cambiamos otra parte, ¿o no Gime?", dirá Nico, quien confiesa que siempre estuvo enamorado de esta obra, aunque no tanto como de Gimena Accardi.

   Nico llega media hora más tarde a la nota con Escenario y pide disculpas. Lo agarró un embotellamiento en la ruta de Buenos Aires a Rosario y se le complicaron los tiempos. Avisó por un audio de WhassApp que venía atrasado y hasta mandó fotos para ratificar sus palabras. Aunque no había por qué no creerle, Nico Vázquez no es de los que dicen una cosa por otra para quedar bien, simplemente es como es, pura energía, entrega y pasión por lo que hace, y quizá por allí esté la clave de este presente tan arriba.

   Pasadas las tres y media de la tarde del miércoles, el actor de "Solamente vos" y "Mis amigos de siempre" llegó a la entrevista como si hubiese venido de la peatonal Córdoba. "Hola, buenas tardes, ya estoy, perdón ¿eh?, dejo las cosas en la habitación y bajo", dijo desde el ascensor del Hotel Presidente. Gimena saludó con su mejor sonrisa, más relajada y no tan sexy como en sus publicidades de Selú, y al rato estaban los dos sentaditos y listos para la nota. Ni habían comido, pero estaban ahí, dispuestos y con todas las pilas.

   Ellos son los protagonistas de "El otro lado de la cama", la obra que se presentó anoche en la ciudad y sigue hoy, a las 20.30 y mañana, a las 20.30 y 23, en el teatro Broadway. Al charlar por más de media hora con los dos, se percibe que son mucho más que dos actores atravesando un buen momento. Es que funcionan como pareja arriba del escenario porque funcionan mucho más como pareja abajo del escenario.

   Se miman todo el tiempo, se dicen "te amo", se acompañan, se besan, se toman de la mano y apenas se ponen un poco serios cuando cuentan que "se filtró lo que no se tenía que filtrar" en alusión a su boda íntima, sin iglesia y con familia y selecto grupo de amigos, que planearon para diciembre.

   Nicolás Vázquez y Gimena Accardi hace casi diez años que son novios y este 2016 explotaron como pareja mediática también por su efectiva labor como conductores de "Como anillo al dedo", uno de los ciclos de entretenimiento más vistos de la televisión, emitido por El Trece.

   El programa se graba los martes y mientras Nico interactuaba con las parejas participantes siempre pasaba detrás de cámara en los cortes para hablar con Gimena, quien lo acompañaba religiosamente a cada grabación, simplemente para estar un ratito más juntos, hacerse unos mimos, un par de piquitos, y listo.

   Ahí fue cuando a alguien se le prendió la lamparita. Y así lo cuenta Vázquez: "Vino un productor del programa y me dijo «che, nadie los está mirando, nadie los está grabando y ustedes dos están ahí, rebien, me gusta cómo son». Era como si nos estuvieran observando con una mirilla, ahí lo contactó a Pablo Codevilla, de Canal 13, y le planteó que quería llevar eso mismo que veía en el piso pero al aire, para que las parejas jueguen con nosotros. Cuando me lo propuso le dije «sí, por favor», pero les pedí que hablen con Gime. Y ella se recopó".

   Accardi se suma a la charla y agrega: "En definitiva era lo mismo, porque yo lo acompañaba a él los martes para grabar y la pasamos muy bien, la disfrutamos un montón, pero el formato del programa es que seamos cien por ciento nosotros y creo que por ahí va todo".

   "Ah, sí, nada está escrito, nada, ni ella sabe lo que voy a hacer, ni yo sé lo que va a hacer ella", dice él. "Cuando me llamaron para hacer el programa con famosos, dije sí, que me gustaba, pero les pedí que me prometan que algún día se iba a hacer con la gente, porque está bueno que la gente se gane el auto, y viaje y disfrute. Y ahora no sólo hago el programa con la gente sino también con mi mujer, así que se convirtió en algo mucho más humano. Y ver a las parejas emocionadas y festejar es algo increíble", agregó.

   "Cada vez que termina un programa la pareja ganadora se súper emociona y nos hace emocionar a nosotros, es un viaje con todo incluido y en este momento del país es mucho" (Accardi).

   "Aparte hay una cosa que no sale al aire, pero es que nosotros sabemos cuál es la historia de cada una de las parejas, sabés que esa pareja no se va de vacaciones hace tres años, o que viene de un problema grave y no la están pasando bien o que nunca viajaron en avión. Así que es como «Sorpresa y media», es una alegría muy grande" (Vázquez).

   La frase que suena en los medios, entre los famosos, y sobre entre los amigos de esta dupla actoral, "esos que nos ven en el día a día", dice Vázquez, es: "che, qué loco, cómo son ustedes como pareja, cómo se llevan, qué compañeros que son, como comparten el humor".

   Y "El otro lado de la cama" los encuentra compartiendo todo eso y, muy especialmente el humor. "Antes la gente se reía cada dos minutos y ahora ajusté cosas para que se rían cada 20 segundos, y sale", dice el actor, quien no oculta su pasión por esta obra. Habla, mueve las manos y se le percibe una cruz tatuada en un dedo, la imagen se repite en la mano de Gimena, otro guiño para afianzar el vínculo.

   "Lo que tiene de la peli es el puntapié inicial, pero la obra me llegó en el 2005 por la productora de Claudia Maradona, quise hacerla en ese momento pero no se dio. En el 2007 no era más de Claudia, era de otra productora, y pasó 2008, 2009, 2010, hasta que en 2011 la agarré yo y con Javier (Faroni) empecé a darle un poco de manija. Se hizo una adaptación con Manuel González Gil, hasta que me entero que la iban a hace tipo cooperativa para darla sólo los lunes. Ahí me volví loco y dije no, esto es comercial, hay que hacerla ya", dijo Vázquez.

   La película dirigida por Emilio Martínez-Lázaro en mayo de 2002 fue un éxito de taquilla. Pero la pregunta era si el tema de liberación sexual, tan en boga hace una década y media, tendría la misma fuerza en la actualidad. "Acá está la magia de la obra, porque habla de la infidelidad entre dos parejas de amigos, del machismo y un poquito de la diversidad, pero hoy por hoy fue un gran acierto darle más fuerza a la diversidad, el machismo, la discriminación, la gente se va a reír de cosas que son realmente graves pero para eso está el humor, para poder descontracturar", destacó.

   Y el actor agregó: "Esta obra no es una obra más, lo digo humildemente, pasó algo en Buenos Aires, muy fuerte, la llevamos afuera y se revolucionó Uruguay. Es distinta, tiene mucha fuerza, mucha energía, dejamos todo en el escenario y te hace reír cada veinte segundos, que es lo que nosotros buscábamos. Y si después, en el fondo, la analizás, te deja algo, te está mostrando muchísimo de la sociedad, no de la argentina, del mundo".

   Tras estas palabras se origina un cruce divertido en la entrevista, en el que los dos, como si fuese una sitcom, aportanlo suyo.

   Accardi: "La verdad es que hay un montón de gente que todavía es como el personaje de él, que es remachista, y otros como el mío, que es una mina liberal, refumona. El hace de Sbaraglia".

   Vázquez: "Sbaraglia no está en la peli, te amo, perdonala está un poquito cansada, es Ernesto Alterio. No olvidemos que el tema de la infidelidad entre amigos sigue siendo actual, y la mentira también, aunque está todo más aggiornado".

   Accardi: "Bueno, cierto, pero, cuando él hace de Sbaraglia..."

   Vázquez: "Pará, Gime, otra vez dijiste Sbaraglia, ¿querés que lo llame a Leo y hablás con él?"

   Las risas copan la charla y hasta la fotógrafa de La Capital, Virginia Benedetto, interrumpe su secuencia de flashes para compartir las carcajadas, mientras la gente que pasa por calle Corrientes se sorprende al ver de cerca a los actores. Al rato, otro chistecito permitirá comprobar cuánto talla el humor para que esta pareja también sea efectiva en el escenario.

   Accardi: "A los dos nos gusta mucho trabajar juntos. Eran oportunidades que no podíamos dejar de hacer; en teatro yo hace 9 años y monedas que soy su novia y él hace 9 años y monedas que me dice «quiero hacerla con vos», no había mucha discusión. Y lo de la tele, salió, fue un año atípico. Nos vamos moviendo según lo que nos haga felices en el momento. Pero en tele yo estoy jugando con mi marido a hacer un programa y actuar de conductora".

  Vázquez: "Tiró marido, agarrála".

  Accardi: "Ja, siempre digo marido, desde que te conocí".

Comentarios