Ovación
Domingo 02 de Octubre de 2016

En el terreno de lo que se esperaba de entrada

La imagen de un Central contundente, arrasador, que recuperó algo de ese aura de equipo envolvente.

La imagen de un Central contundente, arrasador, que recuperó algo de ese aura de equipo envolvente. El sello que Coudet buscó desde siempre, desde que llegó a Arroyito. La ambición de ir por más, de luchar por tocar el cielo con las manos. Eso fue el 5 a 0 sobre Arsenal.

La imagen de un Newell's utilitario, sumador, que haga olvidar las crisis demasiado cercanas en el tiempo, para despejar esas nubes que hoy no amenazan ni rondan pero que tampoco se fueron demasiado. La apuesta de ir por lo seguro, antes que por lo posible. Eso fue el 0 a 0 que selló en Temperley

Fue acaso la fecha que más se correspondió con los análisis que se pudieron hacer en la previa al arranque del campeonato. Para uno y para otro. En el terreno de lo que se esperaba de entrada.

La tabla no dice lo mismo. A Central lo muestra un poco más abajo de lo que sus hinchas pretendían. A Newell's bastante más arriba de lo que los suyos imaginaban, todo por la producción que ambos traían hasta ayer. Un subibaja canalla, con deudas abajo y arriba que le mermaron puntos. Y una rendidora performance leprosa, casi siempre austera, que lo llevó a una cosecha superior. Vale decir, en ambos casos teniendo enfrente rivales de poco fuste.

La producción de un nuevo sábado de fútbol rosarino, en cambio, movió un poco el orden establecido. Elevó el crédito de los del Chacho, que además golearon con el retorno al gol de su máximo referente, Marco Ruben, amén de la gran llegada de Teo Gutiérrez. Y niveló el crédito de los de Osella, que teniendo adelante la zanahoria de una punta en soledad posible, no fueron decididos por ella, trajinaron para mantener el invicto y con él la confianza que dan los puntos, aunque sean de a uno. Lógica postura si puertas adentro se entiende que, pese a estar en el techo de la tabla, aún precisa adquirir más seguridad para evitar marearse con alturas que lo hagan tropezar y caer.

Hoy se juega el clásico de La Plata y los ánimos que de él se deriven tendrán directa relación con lo que ocurra la próxima fecha. Central visitará al líder Estudiantes, que lo será aunque esta tarde pierda, y Newell's, escolta, recibirá a Gimnasia, que puede quedar a un punto, acaso el mejor test de los que tuvieron hasta acá. Justo en la previa al clásico rosarino, que puede romper supuestos y empezar a escribir historias en nuevas direcciones.

Comentarios