La ciudad
Jueves 26 de Mayo de 2016

"En el sanatorio hubo una falta grave en la prestación del servicio que no ameritaba una sanción menor"

Lo dijo la delegada del Pami en Rosario, Milva Sánchez, con relación a la quita de 12 mil cápitas al Sanatorio de los Nuevos Ayres.

La Dirección del Pami Rosario le quitó doce mil cápita al sanatorio de los Nuevos Ayres "por irregularidades en las prestaciones médicas".
Milva Sánchez, directora de la delegación local de la obra social de los jubilados, dijo que "ya se habían aplicado varios multas, pero la gravedad de las faltas llevó a tomar la máxima sanción".
En declaraciones al programa "El primero de la mañana" de La Ocho, la funcionaria dijo que "en las prestaciones médicas, este personal ya tenía antecedentes negativos que se fueron solucionando a través de multas. Ya tenían varias multas. Esta fue una cuestión que no podía ser resuelta con la aplicación de multas porque las faltas eran muy graves".
La delegada del Pami en Rosario dijo que la quita de cápita a un sanatorio cuando se detectan irregularidades "es algo que está reglado. No existen opciones discrecionales para decir si se aplica o no. Es la sanción de máxima gravedad. En este caso se trató de la muerte de una persona que sucedió como consecuencia de la falta de prestación médica. No puedo decir mala praxis, porque no hubo praxis, directamente no hubo práctica médica. Esa persona estuvo 25 días esperando una solución. Desde el punto de vista del Pami, más allá de la cuestión penal que se resuelve en los Tribunales, hay una falta grave en la prestación del servicio que no amerita una sanción menor", agregó.

Comentarios