Información Gral
Viernes 07 de Octubre de 2016

En el país, el 24 por ciento tiene actitudes antisemitas

El 24 por ciento de los argentinos alberga actitudes antisemitas, asegura el estudio ADL Global 100 realizado por la Liga Antidifamación de Estados Unidos, encargada de investigar actitudes y opiniones con respecto a los judíos en más de cien países del mundo.

El 24 por ciento de los argentinos alberga actitudes antisemitas, asegura el estudio ADL Global 100 realizado por la Liga Antidifamación de Estados Unidos, encargada de investigar actitudes y opiniones con respecto a los judíos en más de cien países del mundo.

De un total de 28 millones de adultos en el país, unos 6,8 millones albergarían actitudes antisemitas, según arroja la encuesta ADL Global realizada en 2015 por la Liga Antidifamación, agencia de relaciones humanas, derechos civiles y lucha contra el antisemitismo de Estados Unidos.

Los índices más altos de respuestas consideradas prejuiciosas en Argentina se relacionan a las premisas "los judíos tienen demasiado poder en los negocios" (50 por ciento); "los judíos hablan demasiado sobre lo que les ocurrió en el Holocausto" (49 por ciento) y "los judíos tienen demasiado poder en los mercados internacionales" (41 por ciento).

La socióloga y presidenta del Instituto Elie Wiesel en el Seminario Rabínico Latinoamericano Marshall Meyer, Beatriz Guerevich, precisó que en Argentina viven más de 180 mil judíos. En relación a los datos arrojados por la encuesta, indicó que "antisemitismo es atribuirle las condiciones negativas de un sujeto al colectivo judío al que pertenece. Por ello el tipo de preguntas del estudio de la ADL son estereotipos internalizados y trasmitidos por sectores de la población, de generación en generación".

"Un dato interesante es que el índice de prejuicio antisemita en la Argentina (24 por ciento) es el más bajo de los países del Cono Sur. En Uruguay es del 33 por ciento y en Chile es del 37 por ciento".

"Me sorprendió favorablemente que en Brasil alcance al 16 por ciento", subrayó Guerevich.

Comentarios