Ovación
Miércoles 18 de Mayo de 2016

En el medio, la licitación

El gobierno nacional privatizará las transmisiones del fútbol y hoy publicaría pliegos pese al conflicto.

La AFA es un hervidero pero el gobierno nacional no se detiene en su afán de reprivatizar las transmisiones de fútbol por TV. En ese sentido, pese a la puja interna que sacude los cimientos del fútbol argentino, ya tendría listo los pliegos para la licitación, la cual hasta podría ser publicada hoy mismo por boletín oficial. En ese contexto, y de acuerdo a versiones, las futuras emisiones contemplarían ranking o niveles, en los cuales Boca y River estarán por supuesto en el primero, y el segundo lo integrarían Newell's y Central, junto a San Lorenzo, Independiente y Racing.

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, es un privatizador serial y por eso no estuvo dispuesto a bancarse mucho tiempo sostenter el programa Fútbol para Todos con el erario público. Por eso no sorprende que se lance a la privatización del mismo, aunque tal vez el momento no parezca el ideal, sobre todo para los posibles oferentes, que hoy por hoy están viendo que el fútbol argentino mismo podría escindirse, un contexto poco ideal para realizar inversiones fuertes. Sin embargo, todo el mundo apuesta, más temprano que tarde, que la sangre no llegará al río, como expresó ayer el vocero de prensa de la AFA, Ernesto Cherquis Bialo (ver página 10), quien prácticamente anunció un acuerdo que parece muy discutible.

De todas maneras, la intención gubernamental sería enviar ya mismo la licitación de la TV del fútbol argentino, para ser comercializado por privados, tanto en el ámbito nacional como en el internacional. En principio, la idea es que siga llegando gratis a los hogares argentinos (aceptándose en ese combo, el costo del cable que tienen los habitantes del interior, a los cuales las señales de TV de Buenos Aires no les llegan por aire), al menos hasta el 2019, y que después sea de nuevo pago, al menos en los partidos de elite. En ese sentido, se dejó entrever que Boca y River tendrían trato preferencias en las transmisiones, y que los clubes rosarinos integrarían un segundo grupo de rating junto a los de Avellaneda y San Lorenzo.

De todas formas, el contrato vía licitación con las empresas que ganen, sería en principio por la temporada 2016/17, con cláusulas de renovación. Habría dos semanas de plazo desde la publicación en el boletín oficial para el caso de los interesados en las transmisiones nacionales y 40 para las internacionales. Mientras en la AFA todos siguen disputando poder, el gobierno nacional sigue metiendo la cuchara para definir algo que le es propio, pero en donde la AFA y los clubes no son ajenos por los montos que necesitan de la TV.

Comentarios