La ciudad
Miércoles 17 de Agosto de 2016

En el macrocentro, la frecuencia de colectivos es de 15 minutos promedio

El relevamiento, que dista de la información oficial, fue realizado por el Observatorio del Transporte, del concejal Eduardo Toniolli.

Una nueva medición de las frecuencias del transporte urbano mostró que la espera promedio, en hora pico y la zona del macrocentro rosarino, es de 14,4 minutos. Un lapso que en los peores casos puede extenderse a un máximo de hasta 46 minutos. El relevamiento fue hecho por el Observatorio Social del Transporte, integrado por el equipo del concejal justicialista Eduardo Toniolli, que volvió a recalcar "la faltante de unidades de algunas líneas en la calle, y los claros incumplimientos de las frecuencias publicitadas por el propio Ente de la Movilidad (EMR)".

El registro se llevó adelante durante más de cinco horas, a partir del mediodía, en la esquina de Santa Fe y Vera Mujica, el jueves 28 de julio, el mismo día, según recordó Toniolli, que el municipio aseguró que tras el receso invernal el servicio de transporte se había "normalizado".

Allí, se analizaron 26 líneas de colectivos —cuatro de la empresa La Mixta, nueve de Semtur y 13 de Rosario Bus— que representan el 46,5 por ciento del parque de unidades del servicio, según los horarios correspondientes a la temporada de invierno que publica el EMR.

Ya en julio pasado, un informe del observatorio apuntaba a una caída en las últimas dos décadas del 37 por ciento en la cantidad de usuarios del sistema, y el mismo porcentaje de descenso en las frecuentas. Esta vez, también lejos de los 10 minutos de espera promedio que declama oficialmente el Ejecutivo Municipal, el registro indicó que el servicio mantiene una frecuencia de 14,4 minutos, es decir casi un 50 por ciento por encima.

Falencias. Una de las principales irregularidades marcadas por el informe, y de la que ya se había hecho mención en el primer relevamiento, es la de falta de unidades en servicio. En ese punto, las líneas con mayores fallas fueron las de Rosario Bus, fundamentalmente la 142 negra que el día del análisis circuló con 17 de las 21 unidades previstas oficialmente.

En cambio, las de mejores frecuencias promedio fueron las líneas 115 y 121, con 8 y 10 minutos, respectivamente; y la contracara la Ronda del Centro y la 115 Aeropuerto, con 32 y 37 minutos, respectivamente, aunque también fueron las de mayor regularidad en la separación entre unidad y unidad.

Si bien el promedio de espera fue de 14,4 minutos, de acuerdo al relevamiento, además de la Ronda del Centro que tuvo una espera de media hora, quienes debieron aguardar el 107 bandera roja lo hicieron durante 46 minutos, mientras que el 142 negro demoró 44 minutos.

Más allá de la espera, la regularidad fue otro de los puntos analizados en el registro. En ese sentido, las más irregulares fueron las unidades de las líneas 115, 128, 142,101 negra y 107.

En el caso del 115, tres unidades pasaron en un mismo minuto por la esquina de Vera Mujica y Santa Fe, la espera para el siguiente servicio fue de 15 minutos, y luego otros tres coches pasaron en un intervalo de cuatro minutos.

Algo similar sucedió con el servicio de la línea 101; en dos vueltas pasaron los mismos dos internos con un minuto de diferencia, y la espera previa fue de media hora.

¿Optimo? Al evaluar el registro, Toniolli hizo hincapié en que el relevamiento se llevó adelante en horario pico y una esquina del macrocentro de la ciudad. "Allí el sistema debería alcanzar su performance óptima en materia de frecuencias", recalcó el edil.

Una situación que pone de manifesto lo que ocurre en los barrios de la ciudad, donde "el sistema pierde aún más las frecuencias y regularidad", y "se agrava por las situaciones de corte de servicio en los barrios en horarios nocturnos".

Comentarios