La ciudad
Viernes 18 de Noviembre de 2016

En el Hospital Víctor J. Vilela atienden a unos 20 chicos por día con quemaduras

Las causas son en su mayoría accidentes domésticos con líquidos calientes. Especialistas ponen el acento en la prevención

Los accidentes domésticos con agua caliente son el principal motivo de quemaduras en niños menores de 5 años. Entre los 10 y los 12 años, son más frecuentes las lesiones con combustible y fuego. Así lo revelaron desde el Hospital de Niños Víctor J. Vilela. En promedio, en 2015 (últimos datos disponibles) se atendieron unos 20 chicos por día con quemaduras y al menos uno debió quedar internado en ese centro de salud. En el Heca, donde reciben pacientes mayores de 12 años, internaron a un paciente cada día y medio.

Según indicó el jefe del Servicio de Cirugía Plástica y Unidad de Quemados del Hospital Vilela, Alberto Tuninetti, durante el año pasado unos 385 chicos de hasta 12 años debieron ser internados en ese efector municipal como consecuencia de quemaduras producidas, fundamentalmente, en accidentes domésticos.

"Antes de los 5 años normalmente son accidentes domésticos; quemaduras producidas sobre todo con líquidos calientes", detalló el especialista, que asegura que la mayoría de los casos en niños de esta edad se relaciona con el hábito de tomar mate.

"Hay muchos chicos quemados porque se rompe un termo o se vuelca la pava", explicó el médico, que es el presidente de la Asociación Argentina de Quemaduras.

Sin embargo, existen otros accidentes domésticos que se repiten: los niños que se paran sobre la tapa del horno abierta, alcanzan la hornalla y se vuelcan encima agua hirviendo; los chicos que tironean del mantel sobre el cual hay un recipiente con líquido caliente. Incluso ocurre que los padres los bañan con agua demasiado caliente y les producen lesiones.

En los nenes un poco más grandes, de entre 10 y 12 años, las quemaduras se relacionan con la actividad del juego y la experimentación. "A veces juegan con algún combustible, por lo general alcohol, y prenden fuego. También hay nenes heridos con pirotecnia y por descargas eléctricas", dijo Tuninetti.

Según el cirujano, es difícil determinar si un niño quemado fue víctima de maltrato infantil. El indicador más confiable es la zona en que se evidencie la quemadura. "A veces es en los genitales, porque algunos creen que de este modo se los ayuda a controlar esfínteres", detalló. "Para los casos donde hay sospecha de maltrato existe un comité interdisciplinario que se ocupa de investigar la situación", agregó.

Preadolescentes. Los niños mayores de 12 años reciben atención en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca). La coordinadora del Servicio de Cirugía Plástica y Quemados del Heca, Laura Taljame, explicó que durante 2015 fueron internados por esta causa 80 pacientes y otros 180 recibieron atención ambulatoria.

Teniendo en cuenta todos los casos, el promedio de edad de los quemados es de 36 años.

Además, la cirujana explicó que ingresa el doble de hombres que de mujeres en el hospital por quemaduras.

La causa más frecuentes de lesiones son las quemaduras con combustible.

A esta le siguen las producidas con líquidos calientes.

"A diferencia de los niños, entre los adultos uno de los accidentes más comunes se produce cuando se vuelca el agua de los calefones eléctricos", explicó Taljame.

Todos los aspectos de las quemaduras y sus tratamientos serán abordados esta tarde en el marco de un congreso que reunirá en la ciudad a los profesionales más destacados en la materia (ver aparte).

Comentarios