Edición Impresa
Miércoles 03 de Diciembre de 2014

En el Concejo, todo mezclado

No es que no haya ocurrido otras veces, pero ayer llamó la atención entre algunos concejales que la política se mezclara tanto con los temas de la ciudad.

No es que no haya ocurrido otras veces, pero ayer llamó la atención entre algunos concejales que la política se mezclara tanto con los temas de la ciudad. Fue así que en medio de los argumentos para aumentar el boleto, actualizar la tasa municipal y aprobar el presupuesto del 2015, aparecieron otros asuntos más triviales. Parece que será difícil separar las discusiones técnicas de la aspiración de varios ediles por ocupar o renovar sus cargos dentro del Palacio Vasallo. Es que las deliberaciones en comisión no sólo son sobre números estos días; también se habla de quienes ocuparán presidencia, vicepresidencias y el resto de los sillones jerarquizados del Concejo. ¿No sería prudente separar las cosas y que una no se negocie con la otra?

Se le escapó la cucaracha

Juan Sebastián Verón, flamante presidente de Estudiantes de La Plata, protagonizó un papelón como maestro de ceremonia del sorteo de la Copa Libertadores que se realizó anteanoche en Paraguay. El ex jugador se hizo presente en el escenario impecablemente vestido y comenzó con su discurso hasta que llegó el momento tenso. “Hay mucha expectativa, muchos sentimientos y muchos ojos observando…”, dijo La Bruja cuando de repente se quedó mudo y no pudo continuar con su discurso. En la sala se hizo un silencio y su cara comenzó a ponerse blanca. Al ver la situación, los directores salieron del paso poniendo un tape. Lo que la cámara dejó en evidencia fue que Verón tenía la famosa cucaracha por donde le dictaban su discurso, pero falló. El aparato se le cayó de la oreja y el ídolo de Estudiantes protagonizó un verdadero papelón.

Lecciones de castellano

La siempre inquieta Valeria Schapira tiene especialiades múltiples, entre quienes la conocen bien no dudan en incluir el sexo masculino y las mascotas que adora. Sin embargo, quienes la siguen en la red social Twitter detectaron ayer con no escasa sorpresa que la exitosa periodista y escritora rosarina también se preocupa por el idioma español: “Los verbos aperturar, direccionar, gerenciar, recepcionar, legitimizar, camuflajear y agendar no existen, no los usen”, aconsejó. Habrá que hacerle caso. Porque Valeria, cuando se enoja, es de cuidado.

Comentarios