Edición Impresa
Sábado 28 de Julio de 2012

En defensa de la calidad educativa

"Celebramos la convocatoria, pero también esperamos que las opiniones de los profesores sean tomadas en cuenta y no se haga un como si de la participación", advirtió la secretaria general de Amsafé provincial, Sonia Alesso, en referencia a la jornada institucional que tendrá lugar el miércoles que viene para debatir los cambios propuestos para las secundarias orientadas de la provincia.

Aclaró que no se trata de "un planteo corporativo", sino que lo que está en juego es el cumplimiento de la ley que indica la obligatoriedad del secundario, "pero con derechos para todos a asistir en las mismas condiciones de enseñanza y aprendizaje".

Dijo que para eso hay que acompañar el debate curricular con el de los cargos y la infraestructura necesarios. Insistió en pedir: "El Ministerio de Educación debería privilegiar estos espacios, por eso aspiramos que sea tomada en cuenta la palabra de los docentes, que haya participación real".

También desde el Sadop Rosario valoraron como positivo el llamado del Ministerio a debatir los cambios curriculares en una jornada institucional, aunque adelantaron que el gremio de los docentes privados llegará al encuentro con un documento propio.

"Les daremos a nuestros afiliados y delegados un documento con la postura del gremio, para que también la sumen al debate", dijo el secretario general del Sadop Rosario, Martín Lucero y anticipó que esa posición pasa esencialmente por "el sostenimiento de la fuente de trabajo y el respeto por las competencias de los títulos".

Según Lucero es decisivo que no se repitan los errores y fracasos que se dieron con la ley federal de educación. Esto en alusión a las dificultades que se generaron con la aplicación del polimodal, donde se crearon materias a las que poco les encontraban explicación. Reiteró que las prioridades para el sector pasan por la estabilidad laboral y la competencia de las materias, es decir que los profesores no terminen enseñando materias o áreas para las que no se formaron.

Al igual que Alesso, Lucero recordó que defender estos aspectos significa también defender "la calidad educativa".

Comentarios