El Mundo
Viernes 07 de Octubre de 2016

En Colombia, los guerrilleros de las Farc comienzan a volver a la selva

Los efectivos que se habían concentrado bajo supervisión de Cruz Roja recibieron orden de retornar a sus áreas de combate

Centenares de guerrilleros de las Farc que estaban listos para ir concentrarse en los lugares donde entregarían sus armas empezaron en cambio a retornar a las zonas donde han operado en los últimos años. La orden llegó desde el mando de las Farc en Cuba. La inquietante noticia es resultado del rechazo en las urnas el domingo pasado del acuerdo entre la guerrilla y el gobierno.

Un enviado de radio Caracol señaló que los guerrilleros empezaron a salir de la región de los Llanos del Yarí, donde a mediados de septiembre asistieron a la décima conferencia de las Farc. En esa reunión, las Farc aprobaron su disolución como grupo armado y la conversión en un movimiento político, pues ya habían llegado a un acuerdo de paz con el gobierno. Tres días después el presidente Santos, y el jefe de las Farc, Rodrigo Londoño "Timochenko", firmaron en Cartagena de Indias el acuerdo "final" de paz, en presencia de 14 jefes de Estado y el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon. Pero para que ese acuerdo final tuviera pleno valor faltaba el "sí" de los colombianos. A posteriori, el acto de Cartagena pareció apresurado y quedó como un "papelón" internacional que ha horadado la imagen hasta ese momento ganadora de Santos. En las urnas, el rechazo venció a la aceptación por la exigua diferencia de 50,2 por ciento a 49,8 por ciento, y con una asistencia de apenas 37 por ciento del electorado, pero el resultado no puede ser discutido. Aunque las Farc a través de Londoño dijeron el lunes que el voto no tenía "valor jurídico", sólo "político". Una interpretacion riesgosa, y además opuesta a las categóricas declaraciones de las Farc y del gobierno anteriores al voto, cuando ambos advertían que el resultado era definitorio para los acuerdos de paz.

El acuerdo de Cartagena, de 297 páginas, estipulaba que cinco días después de la firma los 5.800 miembros de las Farc debían estar concentrados en 27 sectores definidos como albergues transitorios. Los guerrilleros debían permanecer en esos lugares durante medio año, tiempo durante el cual serían juzgados por un sistema de "justicia transicional" —muy cuestionado y uno de los causantes de la derrota electoral—, prepararían su reincorporación a la vida civil y entregarían unas 14.000 armas a Naciones Unidas. Este último punto también era motivo de dudas y críticas. Es que es muy fácil ocultar arsenales en la selva.

Las Farc habían dicho que los guerrilleros que asistieron a la décima conferencia se movilizarían directamente desde los Llanos del Yarí a los puntos de concentración. Sin embargo, el miércoles iniciaron el retorno a los lugares donde en los últimos años han combatido contra las fuerzas del Estado. Según reportó desde el lugar Caracol Radio, varios mandos medios de las Farc partieron en aeronaves, en tanto que otros lo hicieron por tierra. Tanto los aviones como los vehículos tenían emblemas de la Cruz Roja.

Orden. La orden de movilizarse fue dada desde La Habana por el equipo negociador de las Farc, que es también su cúpula. A la vez desde el martes sostiene diálogos con delegados del gobierno llegados a La Habana. Timochenko ha afirmado que siguen empeñados "en la paz" y en seguir usando "la palabra como única arma", pero a la vez desconocía el valor del plebiscito y otros jefes comenzaron a sostener que ya no es posible renegociar el acuerdo de paz. El retorno a las bases de combate suma malas señales al proceso.

Mientras tanto, los equipos negociadores del gobierno de Juan Manuel Santos se reunieron por segundo día consecutivo con los del jefe de la oposición y el "No", Alvaro Uribe. En tanto, Colombia comentaba las fuertes movilizaciones en favor de la paz que se realizaron la noche del miércoles en Bogotá y otras 14 ciudades del interior. Miles de personas marcharon, muchas vestidas de blanco y con velas, para rogar que la paz alcanzada precariamente no se pierda nuevamente.

Comentarios