La ciudad
Domingo 12 de Junio de 2016

En busca de precios, vuelven los micros chárter a Paraguay para los tours de compras

Regresaron los tours de compras que habían dejado de salir en 2013. Se consiguen ropa y electrodomésticos mucho más baratos.

Todos los lunes cada quince días un colectivo sale desde Rosario para realizar compras en la ciudad paraguaya de Encarnación. El viaje, que dura tres días entre ida y vuelta y va haciendo escalas en otras poblaciones de Santa Fe, había dejado de hacerse hace dos años, pero volvió a brindarse porque es más rentable comprar allí que en las ferias de Buenos Aires.

Las compras fuera del país no son algo ajeno a la realidad de los argentinos. De hecho, es común desde hace tiempo, tener conocidos que viajan a ciudades fronterizas en busca de productos más baratos. Es por esto que Marcelo saca colectivos con gente desde Rosario, hace algunas paradas (las que correspondan) en el interior santafesino y llega hasta Encarnación, lugar predilecto para obtener productos iguales o similares a los que se pueden conseguir en Rosario, pero a precio mucho menor.

Los viajes, en su mayoría, se consiguen a través de las redes sociales. Marcelo tiene su página en Facebook (Tour de Compras Expreso Oeste) y capta a personas que deseen viajar a la ciudad lindante con Posadas (Misiones), puente San Roque González de Santa Cruz mediante, para comprar ropa y electrónica como elementos preferidos de los viajeros.

"Empezamos a hacerlo por la inflación. Los traslados a Encarnación los hicimos desde 2010 a 2013, porque convenía ir a comprar allá y ahora los volvimos a hacer desde hace un mes, más o menos. También sacamos colectivos a La Salada, cuenta Marcelo, administrador del colectivo que lleva a la gente en tour de compras.

El itinerario, que tiene un costo de 1.800 pesos está comprendido en tres días: el colectivo sale a las 15 del lunes y llega a las 7 del martes. Una vez en Encarnación, hay tiempo para recorrer las calles de la "zona alta", nombre con el que se conoce al sector de la ciudad para hacer compras, desde el horario de llegada hasta las 15, cuando los comercios de la zona empiezan a cerrar.

Luego de ello, a las 16, se emprende el viaje de retorno a Rosario, estimándose la llegada a las 8 del miércoles. En el viaje, hay comida y servicio a bordo para las 25 personas que suelen viajar por estos días.

Variedad. En el centro de la Perla del Sur, tal como se conoce en Paraguay a Encarnación, se puede encontrar una gran cantidad de casas de electrodomésticos, perfumerías, ópticas, joyerías, zapaterías, tiendas de ropa, artesanías y productos para la canasta familiar; además de negocios de informática y celulares.

Ante la pregunta sobre si la gente que viaja luego revende las cosas aquí, Marcelo asegura que "no", porque la mayoría "sólo vuelve con dos bultos", y dice que gran parte de la gente que viaja, opta por las compras de ropa: "Se suele juntar la familia para ir y llevarse ropa para un año entero. Adquieren zapatillas, pantalones, camperas y todo por mayor para que sea más barato".

La práctica, según él, también se da en la feria La Salada de Buenos Aires. "Allá se hace lo mismo, para que todo sea más barato. El tema es que, por los precios, conviene ir más a Paraguay", amplía.

Regateo. Si bien los precios son accesibles, existe la posibilidad de obtener valores más bajos que los que ofrecen los vendedores. Esto varía en torno a la habilidad del comprador. "Siempre hay que mirar el precio y pelearlo, y de ahí se puede bajar", cuenta Marcelo, y recomienda que, en los puestos que están en las calles del centro de Encarnación "no hay que comprar nada".

También comenta que ellos recomiendan a la gente los lugares en donde debe comprar para que no sea estafada: "Les decimos a qué sitios pueden ir. Tenemos amigos que trabajan del lado de Paraguay y viven en Posadas. Son dueños de una agencia de remises grande. Ellos trasladan a la gente por el centro y les aconsejamos dónde comprar para que tengan garantía". Si bien comenta que los pesos argentinos son bienvenidos en el mercado, no deja de lado el interés que los comerciantes paraguayos tienen por el dólar: "Podés ir a comprar con pesos, no hay problema. Pero siempre van a preferir que les lleves dólares".

La mecánica para tener una "buena compra" en tierras paraguayas se replica en cada portal referido al tema. Proponen, ante todo, tratar de hacer notar que uno es asiduo concurrente a la ciudad para que los vendedores ambulantes no se acerquen y para pelear los precios, además de sugerir el regateo de todo ya que se pueden obtener grandes beneficios si se sabe hacer una buena negociación.

Aparte de habilidades de negociación, advierten que al frente de la compra (en caso de los productos electrónicos) se ponga una persona con conocimientos profundos en lo que pretenden comprar. Además, se sugiere que para implementar la técnica del "rebaje" siempre es conveniente ir con dólares y con cambio.

Frontera difícil. A pesar de las facilidades en los precios, Marcelo afirma que hay gente que no quiere viajar por miedo a los gendarmes en la frontera: "Es muy barato allá, más que acá. Pero algunos prefieren ir a La Salada porque tienen temor de que los gendarmes les saquen las cosas en la Aduana", si se niegan a pagar algún impuesto por ingresar determinados productos al país.

Los mismos portales que ofrecen ayuda sobre cómo comprar en las ciudades paraguayas también dan consejos a la hora de cruzar de vuelta la frontera: no intentar pasar más de lo que corresponda. De todos modos, afirman que hay "alternativas" para exceder el límite.

Comentarios