Educación
Sábado 20 de Agosto de 2016

En busca de atrapar ese instante mágico

El célebre fotógrafo francés Henri Cartier-Bresson pregonaba la idea de agudizar todos los sentidos para capturar ese instante mágico, decisivo, en el que el tiempo parece detenerse.

El célebre fotógrafo francés Henri Cartier-Bresson pregonaba la idea de agudizar todos los sentidos para capturar ese instante mágico, decisivo, en el que el tiempo parece detenerse. Precisamente esa es la propuesta para dejar las aplicaciones de celular por un rato y conectarse con lo que dio origen y permitió la expansión de esta ciudad maravillosa: el río. Esas construcciones líquidas, ese fluir sin un fin, ese charco marrón que se extiende de norte a sur, es el lugar que alberga a los pescadores en la costa y barcos en su cauce.

Llega esta época del año en la que los días son soleados y templados, ideales para compartir unos amargos junto al Paraná y empezar a jugar con la cámara, ya sea la del celular, una compacta o réflex para apreciar un cuadro compuesto por grandes buques de ultramar, que surcan las aguas del canal a lo largo del Cordón Industrial y se superponen unos a otros.

Se trata de un ejercicio creativo, ideal para motivar y guiar el aprendizaje de muchos niños en pleno proceso de creatividad y experimentación con los colores y la composición de formas. Es un pasatiempo activo, que requiere atención y concentración y agudiza los sentidos.

Con la ayuda de un adulto, en caso de los niños, se pueden construir perspectivas, planos frontales buscando un choque de barcos, planos generales y planos detalle, dependiendo el lugar elegido, el zoom o lente que tengas a mano. Pero, sobre todo, la idea es jugar y experimentar con la sensibilidad, la velocidad del disparo y la apertura del diafragma, que es lo que nos permitirá la luz que ingresa en el tiempo que dure la exposición. La idea es recorrer hasta sentirse cómodos en un punto. Desde la Fluvial hasta Costa Alta o Baigorria, podemos capturar un sinfín de tomas y planos y pasar una jornada agradable, ya sea solos o acompañados. Otra opción puede ser la de dar un paseo en el barco Ciudad de Rosario y así apreciar la fauna y flora de las islas frente a las costas de Rosario. La ciudad cambió su fisonomía, pero el río Paraná sigue siendo el mismo.


Comentarios