Edición Impresa
Martes 15 de Diciembre de 2015

En Alemania también lo quieren

Javier Pinola fue uno de los grandes aciertos de Eduardo “Chacho” Coudet.

Javier Pinola fue uno de los grandes aciertos de Eduardo “Chacho” Coudet. Muy pocos conocían al jugador que el técnico canalla eligió para reforzar la defensa y que con el correr de los partidos se fue convirtiendo en una de las grandes figuras del equipo que protagonizó una notable campaña. La hinchada, por supuesto, lo convirtió en uno de sus favoritos. Y parece que esta situación no es extraña para Pinola, quien en estos días partió para Alemania, donde será recibido de la mejor manera. El zaguero jugó diez años en el Nuremberg y conquistó a los hinchas germanos. Se hizo patrón de la defensa y tras su partida lo homenajearon poniéndole su nombre a un sector del estadio. Javier, que disputó un total de 416 partidos en el Nuremberg, viajó el domingo para participar de la ceremonia, que se llevará a cabo antes del partido de mañana por la Copa de Alemania ante el Hertha Berlín. El jugador recibió múltiples muestras de cariño en la Bundesliga, incluso en el peor momento, cuando le tocó descender. También celebró un título y, en 2008, ante una posible partida, recibió una colecta de apoyo para seguir en el club.

Una conocida pareja, de vuelta

En su mejor momento, la dorada dupla que constituían supo ser la comidilla de todos los programas de chimentos. Claudio Paul Caniggia, autor de uno de los goles más recordados en la historia de la selección argentina —el que permitió eliminar a Brasil en el Mundial de Italia 90, tras gran pase de Diego Maradona— y su esposa, la inefable Mariana Nannis, dejaron por unos días su confortable refugio europeo y se mostraron juntos en Buenos Aires. Ambos sorprendieron en la inauguración de un nuevo y exclusivo restaurante de cocina japonesa. Esa fue la excusa ideal para una salida romántica. De buen ánimo, conversaron con los presentes y se sacaron “selfies” con los múltiples curiosos que también se sorprendieron al verlos. En el lugar había otras celebrities invitadas, como Jorge Burruchaga y su mujer, grandes amigos de los Caniggia. Lejos de los rumores que aseguraban que estaban distanciados, hubo mimos a granel entre ambos y la sensual Mariana se mostró muy cariñosa con su marido: “Hace 28 años que lo aguanto al Pájaro”, disparó, con sinceridad brutal. Sin dudas, una excepción a la regla en la impiadosa farándula.

Comentarios