Información Gral
Sábado 04 de Junio de 2016

En Alemania, 10 muertos, y uno en Francia hasta hoy

La ministra Ségolene Royal dijo que cuando bajen las aguas podrían "emerger" los cuerpos de otras víctimas. El río llegaría a los 6,5 metros

Al menos 10 personas murieron en Alemania y una en Francia a causa de las inundaciones derivadas de los fuertes temporales que azotaronla región.

En el primer país, la policía de la central operativa en el estado federado de Baviera, en el sur, informó que fueron 10 las víctimas mortales desde el pasado fin de semana y continuaban con la búsqueda de otras dos personas, un matrimonio de jubilados.

Hasta últimas horas de la tarde de ayer se había logrado restablecer el suministro eléctrico en las localidades más afectadas —Simbach, Triftern y Tann— prácticamente en su totalidad.

Se estima que los daños causados por las inundaciones en el distrito de Rottal-Inn ascienden a cientos de millones de euros, según los funcionarios alemanes.

En Francia, en tanto, las fuertes lluvias mantuvieron en alerta 13 departamentos y en especial a la región parisina.

El Grand Palais, uno de los edificios monumentales más importantes de París, y la céntrica estación de metro de Cluny/La Sorbonne, en las cercanías de la histórica universidad, cerraron sus puertas.

El río alcanzó los seis metros en el Pont d'Austerlitz y, según expertos reportados por el diario Le Parisien, se espera un tope de entre 6,3 y 6,5 metros en pocas horas.

En tanto, el premier francés, Manuel Valls, convocó a una reunión interministerial en coincidencia con la activación de una célula de crisis para coordinar la respuesta.

Los dos principales servicios meteorológicos franceses bajaron el nivel de alerta en el oeste de París de rojo a naranja.

Las autoridades prevén que pueda haber más víctimas. La ministra de Medio Ambiente, Ségolene Royal, dijo que temían la aparición de más cuerpos tras el desastre natural y que con la esperada bajante de las aguas podrían llegar a "emerger otras víctimas".

La crecida del Sena alcanzó ayer los seis metros a su paso por París, una cifra que en la gran inundación de 1910 llegó a los 8,62 metros y que en otras grandes crecidas como la de 1955 se situó en los 7,10 metros.

Este año, ante la posibilidad de que una crecida similar inunde las calles, la alcaldía de París realizó un simulacro virtual de una eventual "inundación del siglo".

Recuerdo. La crecida récord del Sena en 1910 pasó a la Historia como la mayor catástrofe natural del siglo XX en París. El río inundó durante días la capital y otras localidades cercanas.

El desbordamiento dejó cinco muertos y las fotografías de la época muestran calles inundadas, barcas bordeando las estaciones de tren o grandes jardines transformados en lagos.

Aparte de su tamaño, la inundación de 1910 fue también insólita por su duración. El 30 de enero el agua rozó el cuello de la estatua del puente parisino, pero hubo que esperar hasta el 15 de marzo para que el Sena recuperase su cauce, y unas semanas más para que la vida volviese a la normalidad en París.

La reapertura de las líneas de metro tuvo lugar en abril. Los barrios al borde del río se habían llenado de agua, hubo que trasladar a los animales del Jardín de Plantas, operación en la que una jirafa, mascota de los parisinos, perdió la vida.

El agua desbordó las alcantarillas. Los sótanos del Palacio Bourbon, sede de la Asamblea Nacional, se inundaron. Hasta los barrios alejados del Sena, como el bulevar Haussmann o la estación de Saint-Lazare, también se vieron afectados.

Más de 14.000 edificios se vieron afectados en toda la capital, con daños equivalentes a 380 millones de euros (430 millones de dólares) al valor actual.

Comentarios