La ciudad
Martes 06 de Septiembre de 2016

Empresarios observan alentador movimiento turístico en la ciudad

Rosario muestra un comportamiento mejor de lo que se esperaba a principios de año. Las expectativas son muy favorables.

"A pesar de todo, de todas las cosas, me brota la vida, me crecen las rosas". Como en el tango de Eladia Blázquez, los empresarios locales del sector hotelero gastronómico afirman que, pese a la dura coyuntura económica, se vislumbra un movimiento positivo que torna optimistas los pronósticos para lo que resta del año.

El cambio de ánimo en los hombres de negocios es saludado por las autoridades del municipio, que destacan la realidad de Rosario frente a la situación nacional. "Hay una percepción generalizada que frente a todo lo que sucedió, frente a la brusca caída de otros destinos, la ciudad no ha sido afectada en cuanto a presencia turística", señaló el secretario de Turismo, Héctor de Benedictis.

Para muestra un botón: el relevamiento realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) en las últimas vacaciones de invierno arrojó una caída del 20 por ciento en los pasajes aéreos a los principales destinos, con el consiguiente impacto en las reservas hoteleras. En Rosario, por el contrario, hubo números que reflejaron un mayor movimiento: el Tríptico de la Infancia recibió un 5 por ciento más de visitantes comparado con 2015.

"A pesar de estar en un año complejo, los fines de semana estamos con una ocupación bastante alta. El balance que hacemos, al menos en nuestro hotel, es positivo en relación a la previsión inicial. A pesar de todo, el año viene acompañando", afirmó el gerente del hotel Ariston, Sergio Giménez.

La percepción también la comparte Gustavo Grande, a cargo de la gerencia general de Puerto Norte Design Hotel, inaugurado en 2015. "Somos nuevos, no tengo manera de hacer una comparación histórica, pero sí puedo decir que venimos creciendo. Agosto, por ejemplo, sí podemos calcular la ocupación frente al año pasado y hubo un incremento", dijo.

Desde el Paseo Pellegrini también apoyan este pensamiento, indicando un importante movimiento de aquellos que vienen a pasar el día a Rosario. Leo Santero, titular de El Gran Chopp, destaca el flujo de comensales durante los fines de semana: "Los sábados y domingos nos toca tratar con muchos clientes que se nota que no son de acá, porque constantemente te piden referencias, ubicaciones de los parques y de los atractivos de la ciudad", explicó, al tiempo que recalcó que "la gente del Etur (Ente Turístico Rosario) que nos trae los mapitas los renueva constantemente, ahí tenés una señal clara".

Perspectivas. Si bien reconocen que la situación no es para festejar por anticipado ("esto es mes a mes", aseguran), la expectativa para lo que resta del año es cuanto menos optimista, puesto que por factores climáticos Rosario aguarda la mayor cantidad de actividades entre agosto y noviembre. "Esa es una realidad histórica, son meses en los que la ocupación sube. En lo que refiere netamente a reservas; estamos bien", aseguró Giménez desde el hotel Ariston.

"Respecto al turismo corporativo, a lo que es el turismo de reuniones, lo que yo observo es que hay empresas que incrementaron su agenda de actividades. Por ejemplo Nidera, que durante años realizó sus congresos durante 2 días, después los achicó a una jornada y ahora está volviendo a su versión anterior", ahondó Gustavo Grande desde Puerto Norte Design Hotel.

Para lo que resta del año, la ciudad tiene una cargada agenda de eventos corporativos, culturales y deportivos. En septiembre confluyen, entre otras actividades,el primer Congreso Internacional Hípico y un nuevo congreso de Microbiología.

Entre octubre y diciembre la ciudad será sede de una nueva edición de la colorida Maratón del Puente, del XXXI Encuentro Nacional de Mujeres, el Congreso Argentino de Vialidad y Tránsito, el Campeonato Sudamericano de Jiu Jitsu y la Semana del Arte, entre otras fechas. También estará presente un nuevo Encuentro y Fiesta Nacional de Colectividades, la fiesta más popular de la ciudad.

Más pasajeros. La empresa Nueva Chevallier también cerró un balance positivo en julio: el número de pasajeros con destino a Rosario creció ese mes un 5 por ciento en relación al año pasado. Fueron 75.207 personas en 2016 contra 71.721 del 2015.

Alejandro Luppi, jefe de Calidad de Producto y Servicio de la firma, refirió que se trata de un crecimiento leve, "pero no dejó de ser un crecimiento". En tanto, relató que una suba para este período se explica casi indefectiblemente con el turismo.

Como se ve, los indicaron en el turismo receptivo son alentadores y los pronósticos siguen posicionando a la ciudad en el mapa turístico nacional.

Comentarios