La ciudad
Martes 14 de Febrero de 2017

Empiezan a compactar 1.500 móviles en desuso

Lifschitz mencionó la cifra de 6 mil y Bullrich habló de 8 mil, pero en el corralón sigue el relevamiento de una "infinidad" de vehículos.

Gracias a un convenio de colaboración que firmaron ayer los ministros de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, y de la provincia, Maximiliano Pullaro, miles y miles de vehículos dados de baja en el uso estatal o policial, abandonados en la vía pública o liberados por la Justicia tras haber sido siniestrados o secuestrados en el marco de un delito podrán convertirse en chatarra. La compactación por etapas de esos rodados, un "problema histórico" en Santa Fe, ayudará también a descongestionar las atiborradas cuadras de comisarías, tanto de Rosario como de otras localidades de la provincia, prometió el gobernador Miguel Lifschitz. El primer lote será de 1.500 móviles policiales.

Tras suscribir el acuerdo, que se enmarca en el Programa Nacional de Descontaminación, Compactación y Disposición final de Automotores, los funcionarios fueron testigos del proceso de destrucción de dos vehículos policiales que estaban en desuso en el depósito de avenida Francia al 5200.

En rigor, nadie sabe cuántos rodados, entre autos y motos, terminarán compactados. De hecho, Lifschitz mencionó la cifra de 6 mil y Bullrich habló de 8 mil, pero en el corralón sigue el relevamiento de una "infinidad" de vehículos (superpuestos incluso como en capas) que podrían terminar destruidos.

Lo cierto es que esta primera etapa se convertirán en chatarra 1.500 móviles policiales en desuso. Ese material será comprado por la firma JIT SA y el dinero resultante de la venta irá a parar en esta oportunidad a dos entidades de bien público: la Asociación Civil de Prevención de VIH Sida y Drogadicción y el Club Social y Deportivo Aurora.

Además de permitir ir liberando el depósito judicial, Lifschitz prometió que el proceso de compactación permitirá despejar las cuadras de las comisarías en las que se acumulan vehículos destrozados, "ocasionando múltiples dificultades y un mal uso del espacio público" que se viene agravando desde hace al menos tres décadas.

Comentarios