Información Gral
Jueves 02 de Junio de 2016

Emotiva reunión entre el Papa Francisco y una niña escritora

El Sumo Pontífice saludó muy especialmente a Verónica Cantero, de 13 años, quien vive en Campana y que logró un premio literario en Italia.

El Papa Francisco mantuvo ayer un emotivo encuentro con una adolescente argentina de 13 años que padece parálisis cerebral que esta semana ganó un prestigioso premio literario en Italia.

Se trata de Verónica Cantero, quien vive en la ciudad bonaerense de Campana y fue distinguida con el premio Elsa Morante para Jóvenes 2016, que le fue entregado el pasado lunes en los Baños de Helena de Nápoles.

El pontífice reservó a la chica, premiada por su cuento "El ladrón de sombras" (Edizioni Pagina), y a su madre, Cecilia Burroni, un lugar privilegiado durante la audiencia general en la plaza San Pedro del Vaticano y luego se acercó a saludarlas.

"Fue un abrazo muy emotivo, le dio un beso grande y la felicitó por el premio", aseguró Burroni a Télam minutos después del encuentro.

La joven escritora, con otros cuatro libros en su haber, le dedicó a Francisco la obra ganadora del concurso en Nápoles y le agradeció especialmente "su discurso a los jóvenes el año pasado en Cuba".

Verónica, que ya prepara su sexto libro, se mostró "muy feliz" tras el encuentro con Jorge Bergoglio.

"Le dije al Papa que lo quería mucho. Y él me dijo que le habían dicho que era muy buena escribiendo y que rezara por él. Y por el abrazo, me di cuenta que me quería mucho", contó la nena.

Verónica escribió, mientras esperaba la llegada del Papa, una dedicatoria para él en el libro que luego le regaló: "Querido Papa Francisco, ¡te dedico este libro para agradecerte por todo lo que me has enseñado! Me has enseñado a usar mi ojo de vidrio y mi ojo de carne, porque esto es un sueño para mí, un sueño que vivo desde hoy. Agradezco a Dios por esto y por todo. Verónica".

La referencia al uso de ambos ojos es una cita de un pasaje del discurso que pronunció el Papa en septiembre del año pasado durante su encuentro con los jóvenes de La Habana, durante el viaje a Cuba.

En aquella ocasión, el Papa dijo: "Un escritor latinoamericano decía que nosotros los hombres tenemos dos ojos: uno de carne y uno de vidrio. Con el ojo de carne vemos lo que vemos. Con el ojo de vidrio vemos lo que soñamos. Bonito, ¿no es cierto? En la objetividad de la vida, debe entrar la capacidad de soñar. Y un joven que no es capaz de soñar está encerrado en sí mismo".

De alguna manera, Verónica y Francisco fueron "adversarios": también el libro del Pontífice "El nombre de Dios es misericordia" fue uno de los tres ganadores del premio Elsa Morante juvenil, además de "El brazalete" de Lía Levi.

El jurado de expertos, presidido por Dacia Maraini, seleccionó los tres libros finalistas, pero un jurado de 900 alumnos de las escuelas secundarias y preparatorias tomó la decisión final y otorgó a la joven escritora que llegó de Argentina el primer premio.

Comentarios