Información Gral
Miércoles 15 de Junio de 2016

El zoológico de Mendoza remata el 75 por ciento de sus animales

Unos 1.500 ejemplares, considerados como excedente, serán subastados a fines de julio. El predio permanecerá cerrado.

El zoológico de Mendoza subastará el 75 por ciento de sus animales, unos 1.500 ejemplares, que son considerados como "excedente", a fines de julio, fecha hasta la cual permanecerá cerrado por mejoras en las instalaciones.

Así lo dispuso la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, como parte de un plan de contingencia.

La explicación del cierre obedece a dos razones que confluyen en una general. Por un lado, publicó ayer el Diario UNO, se necesita el 100 por ciento de los recursos del paseo afectados a su reparación; por el otro, las máquinas y materiales que se utilizan para mejorar las condiciones del lugar circulan por los mismos caminos que los visitantes.

En definitiva, "no están dadas las condiciones para que los usuarios ingresen al paseo", explicó Humberto Mingorance, titular de Ambiente.

Respecto del remate de los animales, Mingorance aclaró que no cualquiera podrá participar en la subasta, ya que habrá que cumplir con una serie de requisitos.

De acuerdo con un relevamiento, hay unos dos mil animales dentro del paseo, de los cuales hay un excedente de 1.500. La infraestructura del lugar admite 500 ejemplares.

"Es importante destacar que va a bajar la cantidad de animales, pero no la de especies. Las especies serán las mismas y los animales serán menos", agregó Mingorance.

De los 1.500 que se van a rematar, mil son de granja.

El destino de estos, aclaró el secretario, "serán reservas o granjas educativas, fundamentalmente de Mendoza".

Un ejemplo nítido es el de los gansos. Según el censo, hay 300 y con diez es suficiente.

Algo similar ocurre con los ponis, cuyos destinos podrían ser lugares donde practiquen equinoterapia.

Los animales exóticos, como osos, camellos o búfalos de la India, serán derivados a santuarios o reservas de otros países, según el hábitat natural de cada especie.

Así lo explicó Mingorance, quien enfatizó que procurarán que ningún animal termine en circos, cotos de caza u otros zoológicos.

El dinero recaudado, sobre el que aún no tienen un monto estimado, será usado para la manutención del zoo.

"Tenemos que terminar de poner un precio de base; hay animales que cuestan 500 pesos y otros dos mil", advirtió Mingorance. El control del remate, informaron desde Ambiente, posiblemente sea hecho por un escribano público, aunque eso se definirá próximamente.

No lo privatizan. Más allá del cierre por tiempo indefinido y del remate de tres cuartas partes del total de animales, el gobierno provincial mendocino manifestó que al margen de los trabajos de reconversión que están haciendo en el zoo, la gestión "no tiene ninguna intención de hacer del paseo un lugar privado, ya que es patrimonio provincial y de todos los mendocinos". Desmentida esa versión, los funcionarios agregaron que cuando asumieron había ocho veterinarios, de los cuales uno fue derivado a Salud y otros dos a Seguridad. Actualmente quedan cinco y posiblemente incorporen a uno o dos. "Para dar una idea, había recintos donde vivían ciervos y avestruces juntos. Y nosotros ahí vemos algo raro que se está investigando", dijo Mingorance.

En otras palabras, desde Ambiente piensan que la falta de control fue hija de una actitud deliberada y no de la desidia.

"Sobre el cierre del zoo estamos de acuerdo, pero debería ser para siempre. Sobre el remate, estamos en contra. ¿Cómo podés controlar la puerta giratoria si muchas veces los dueños de las granjas educativas son propietarios de los cotos de caza, como consta en varias denuncias?", manifestó Alejandro Prieto, integrante de Red Animalista Mendoza. El problema que detectó Prieto sobre la subasta del 75 por ciento de los animales del paseo es que los funcionarios se refieren a los animales como a una mercancía: remate, excedente. "Son vistos como un recurso", finalizó.

Muertes. Por su parte, Mariana Caram, directora del zoo, evitó dar precisiones sobre el número de decesos y aseguró que se abrió una investigación. "Se encontró un agroquímico en el pasto de los recintos pero no en el pasto de los galpones, esto pasó en diciembre y se repitió en mayo. Hay un indicio muy claro", sostuvo la funcionaria al abonar la teoría de un posible sabotaje. En tanto, Ricardo Mariotti, administrador de Parques y Zoológicos, sostuvo: "Queremos historias clínicas de los animales de acá a cinco años para atrás. A eso queremos sumarle que informen muertes anteriores porque no se ha hecho anteriormente".

Comentarios