Información Gral
Martes 07 de Junio de 2016

El video que muestra lo que no hay que hacer cuando hay un cartel de "No tocar"

Un hombre hizo caso omiso a la advertencia en el Museo Nacional del Reloj, en Columbia, Pensilvania y terminó destrozando una curiosa escultura.

Los carteles de "No tocar" no están colocados por casualidad. Sabida es la curiosidad natural de los seres humanos. Pero la de este hombre en el Museo Nacional del Reloj, en Columbia, Pensilvania, pasó todos los límites.
El museo compartió en Youtube un vídeo de las cámaras de vigilancia, en el que se veía a un hombre muy interesado en una de las piezas, una curioso escultura móvil hecho de madera.
Tras tocar y manosear repetidas veces el objeto, que llevaba tranquilamente colgado en la pared más de dos décadas, el mecanismo no pudo soportar la presión y cayó al suelo como un castillo de naipes, rompiéndose en pedazos.
"Al publicar el vídeo no tratamos avergonzar a nadie", afirmó el director del museo Noel Poirier. "No queremos que las personas se sientan mal o perseguidos. Cuando se visita un museo hay que seguir las reglas del juego, si en los carteles pone 'no tocar' es por algo", añadió.
Aunque parezca mentira, tras el destrozo de una pieza histórica, la institución no presentó cargos contra el turista, ni hizo público su nombre y ni el de la mujer que lo acompañaba.
"Afortunadamente el reloj se puede reparar, así que no es el fin del mundo", comentó sonriente Poirier.

Comentarios