Edición Impresa
Sábado 14 de Mayo de 2016

El valor de los centros de estudiantes

Un centro de estudiantes permite conocerse, compartir dudas y aconsejarse. Como también la buena conducción va a permitir ayudar en tareas escolares y organizar actividades de recreación.

Es fundamental la existencia de los centros de estudiantes en todos los secundarios, y es principal que la función sea integrar al compañero estudiante dentro de la misma institución, para que no termine aislándose y así pueda compartir su problemática con el resto de los pares. Hay que entender que un centro tiene la misma importancia que puede llegar a tener un sindicato. ¿Por qué? Porque a ninguna autoridad le conviene una organización democrática y participativa dentro de un espacio. Por esto mismo es que vemos directivos poner palos en la rueda para la creación de los centros de estudiantes. Es importante, que todos los alumnos del ámbito secundario y terciario entiendan la importancia de un centro. Como es igual de importante que sus encargados transmitan lo mismo.

   Un centro de estudiantes permite conocerse, compartir dudas y aconsejarse. Como también la buena conducción va a permitir ayudar en tareas escolares y organizar actividades de recreación. Es de sumo valor el buen diálogo con los directivos para lograr una buena comunicación, que puede ser ayudada a través de asambleas donde también los profesores se puedan sumar. Cada alumno debe estar representado por alguien a la hora de llevar a cabo una asamblea.

   Cabe recalcar que no importa la forma en la que estén organizados los estudiantes para dirigir un centro. Ya sea a través de un presidente y secretario general o a través de una comisión directiva. Lo que no puede faltar es escuchar y priorizar las propuestas de cualquier estudiante. Las obligaciones del centro de estudiantes establecido deben estar sentadas por escrito.

   De un estudiante a otro estudiante: es importante estar informados acerca de las actividades de nuestro centro, quiénes son nuestros representantes y qué decisiones se toman en nuestro nombre. Es un hecho de participación política pequeño, pero lleno de importancia. Ya que así arrancaron muchos políticos honrados de nuestra historia argentina.

Comentarios