Edición Impresa
Sábado 16 de Abril de 2016

El valor del trabajo en red

En la sala de la dirección escolar está el padre Alberto Murialdo, de la parroquia San Vicente de Paul.

En la sala de la dirección escolar está el padre Alberto Murialdo, de la parroquia San Vicente de Paul. "Es la del padre Claudio Castricone", dice el párroco al citar al sacerdote que desarrolló un comprometido trabajo social en el barrio. "El padre Alberto" —como todos lo conocen— está en una de sus visitas cotidianas a la escuela, para conversar sobre las necesidades que comparten de la comunidad.

Laura Tentoni cuenta que la escuela primaria a su cargo trabaja codo a codo con la parroquia y el Jardín de Infantes El Soldadito (es privado y queda en Punta Indio al 7700, a la vuelta de la primaria Sargento Cabral), y cuya directora hace más de 30 años que trabaja en el barrio, es toda una referente del lugar. "Esos chicos son los que luego llegarán a nuestra escuela", dice. La otra punta de este trabajo está en la Escuela Secundaria Nº 545, a pocas cuadras de la primaria. Es al que más tarde irá la mayoría de los alumnos de esta primaria. "Es un trabajo en red de las tres instituciones educativas, un trabajo interdisciplinario", describe Laura de esta tarea que se dan las tres instituciones. "Es fundamental el trabajo en red para poder ayudarnos y sostenernos unas con otras. Más allá de que cada una es independiente dentro de su institución, es bueno saber que hay decisiones colectivas", habla de los beneficios que se logran.

No es todo. Además mantienen una relación cercana con los centros de salud municipal y provincial. "Tenemos una muy buena relación, trabajamos con la asistente social del municipal y con el provincial hacemos un trabajo interdisciplinario con aquellas situaciones problemáticas que detectamos en nuestros alumnos", explica la directora.

El profesor de música Juan Manuel Rivero se suma a la charla para decir que esa forma de trabajar permite que la escuela contenga al barrio, a sus necesidades. "Yo veo una escuela sin violencia", define sobre lo que se consigue apelando a un proyecto que no se queda en el salón de clases, que une a las familias y demás instituciones barriales.

Apoyo.PUNCTUATION_SPACEEste trabajo en red es otra pata que sostiene el cambio de mirada en la escuela Sargento Cabral. Cambio que se traduce en una "alfabetización integral" de todo los chicos. Para eso son principales las materias artísticas y expresivas. El profesor de educación física, Elio Gogga, participa de la conversación que se da en la dirección de la escuela. Cuenta cómo son sus clases, pero en particular la relación con sus alumnos, donde prevalece la buena convivencia. También está Marcela Palacios, la vicedirectora que habla con orgullo de toda la escuela, en particular del entusiasmo que imprime la orquesta. Más tarde el salón de primero abrirá su puerta, allí está la profesora de plástica Yanina Maraschin, pegando papelitos de colores con los más pequeños de la primaria. Los patios y paredes de varios de los salones de la escuela de Puente Gallego están pintados con bellos murales, todos alusivos a la paz.

EN_SPACELa Sargento Cabral nace por empuje de los vecinos de Puente Gallego. Primero funcionó en un vagón de tren, luego en una casa familiar donada. En sus inicios EM_DASHhace 55 añosEM_DASH era una escuela rancho. Hasta que logra tener un edificio nuevo, donde funciona actualmente. Hasta 2007 funcionaba en otro cercano que luego le dio paso a la secundaria. "La escuela siempre fue una prioridad y una necesidad de este barrio", dice la directora Tentoni sobre el compromiso que representa conocer de cerca esta historia.

Comentarios