Edición Impresa
Sábado 04 de Octubre de 2014

El Usda no ve piso de precios

"Sabemos que los precios de la soja han caído mucho pero no estamos seguros de que hayan tocado un piso". Así lo expresó William Chambers, analista senior del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (Usda) e integra el Commodity Outlook del organismo, el área encargada de realizar las estimaciones de oferta y demanda global. El economista reconoció que los niveles de stocks fueron muy altos en el último año —a eso contribuyó también el proceso de retención de mercadería que hoy realizan los productores en Argentina— y aportaron un condimento alcista de precios, pero "sabemos que esa mercadería en algún momento se va a volcar al mercado y eso será un factor bajista muy importante", aseguró.

Chambers, quien también es doctor en Economía Agrícola de la Universidad de Minnesota, participó en Rosario de una charla abierta organizada por el Centro de Agronegocios de la Univesidad Austral, donde explicó el método de proyecciones del Usda y la actualización de las proyecciones 2014-2023 del organismo para los principales productos.

—¿Los actuales precios de la soja encontraron un piso o pueden seguir cayendo?

—Es una pregunta muy frecuente. Nosotros desde el Usda no miramos un plazo tan corto, aunque sé que los traders siempre lo hacen, sino que nos enfocamos en períodos más largos. Sabemos que los precios han caído mucho, pero no estamos seguros de que hayan tocado un piso. No podemos predecir eso.

— ¿Siguen manteniendo las mismas proyecciones para la producción mundial y para la Argentina del último informe de oferta y demanda?

— Lo actualizamos todos los meses, el próximo sale en octubre, pero no aún no puedo decir si va a estar más arriba o hacia abajo.

— ¿La situación puntual de retención de mercadería por parte de los productores en Argentina cómo está impactando en los precios?

— Estamos vigilando permanentemente el stock mundial y en los últimos tiempos pero en el último año el stock fue muchísmo más alto que en los períodos anteriores y eso ha sido un factor alcista muy importante, pero sabemos que esos stocks en algún momento se van a volcar al mercado y que eso va a ser un factor bajista muy importante.

— ¿Esta situación de precios en baja qué impacto tendrá en las decisiones de siembra de la próxima campaña?

—Los productores miran mucho los precios cuando siembran. Para la próxima campaña falta mucho tiempo y desde ya la relación de precios en trigo, maiz y soja impacta mucho, pero aún no sabemos cómo van a impactar porque van a pasar muchas cosas antes.

—¿Cómo están analizando el comportamiento de la demanda de China?

— La estimación que hicimos en el otoño (boreal) indica que la demanda de China, no obstante que se ha incrementado mucho en los últimos años, va a continuar incrementándose. Cuándo se va a achatar esa curva es la gran pregunta. Estamos mirando de cerca dos factores: que hay una desaceleración del crecimiento de la economía de China que es un factor bajista para productos, pero por otro lado, la clase media sigue incorporando nuevos hábitos de consumo, sigue consumiendo más productos vinculados al agro y ese es un factor alcista. Pido disculpas por no tener la respuesta concreta, pero esas son las cosas que estamos analizando.

— Ante un escenario de una China con demanda firme, ¿seguirá siendo Estados Unidos el gran proveedor, puntualmente en el mercado de maíz?

— Se ha incrementado la producción de todos los países y la participación de Estados Unidos disminuyó. Así que hay muchos disputando ese liderazgo, que por ahora lo tiene EEUU, pero no sé si otros países van a ocupar ese lugar.

—¿Cómo se comporta la demanda de maíz para bioetanol en Estados Unidos? ¿Cómo influye en ese mercado?

—Hemos pegado en la pared del blend (mezcla) que es del 10 por ciento. Estuvimos diez años incorporando el uso del etanol. Ahora eso se acható y pienso que el factor etanol para el incremento del uso del maíz se detuvo o se mantiene, pero no va a incrementarse. Se acható la curva de demanda del etanol. A eso se combina que Estados Unidos tiene una supercosecha de maíz y otros países también van a tener buenas cosechas, o sea, todos son factores bajistas para el precio del maíz.

—Cuando realizan las proyecciones de maíz para Sudamérica, ¿qué incidencia ven del maíz tardío, que viene sumando adhesión en Argentina?

—Tenemos especialistas en 80 países, uno está en la Argentina y él como el de Washington están al tanto del fenómeno del maíz tardío y están mirando el tema. Realmente ese factor sí lo tenemos en cuenta cuando hacemos las proyecciones.

—¿Cómo viene el mercado de trigo a nivel global?

— Yo trabajo en eso especialmente. Hay una gran oferta, es récord mundial para el trigo. Todo el mundo tiene cosecha récord excepto Estados Unidos; eso hace que el precio no sea alcista, pero hay un par de problemas vinculados con esto. Hubo problemas de calidad por exceso de lluvias, tanto en EEUU como en Europa, puntualmente Rusia. Es decir, es un mercado con buena cantidad, pero mala calidad. Es muy competitivo el mercado con baja calidad por las lluvias.

Comentarios