Cartas de lectores
Miércoles 01 de Junio de 2016

El túnel del tiempo

En Rosario todos saben que para llegar a la calle Santa Fe, si uno viene avanzando por los vericuetos centrales y aledaños a los insólitos escaparates de la Galería del Paseo...

En Rosario todos saben que para llegar a la calle Santa Fe, si uno viene avanzando por los vericuetos centrales y aledaños a los insólitos escaparates de la Galería del Paseo, tiene que continuar por mitad de cuadra en línea recta hasta ver el sol sobre la altura del 952 de la calzada a la cual aludíamos. Claro que en el transcurrir del caminar, para quien esté dispuesto a la aventura, se topará con no pocas sensaciones. Olor a humedad que se bifurca por arcaicas oficinas. Almas que muestran su intimidad fosforescente emanando pensamientos atiborrados de arte. Negocios de los más inverosímiles que se pueda imaginar. Escaleras forjadas y artísticas que conducen a un cielo donde cualquiera vuelve a tener 20 años. Sótanos que castigan nuestros pecados, llevándonos a purgatorios e inquisiciones lindantes con la Edad Media. Y hasta algún escondite ideal para una nenita de dos años, y un varoncito de menos de tres, que deseen asustar a sus papás con alguna travesura.

Felipe Demauro

Comentarios