Empleados de Comercio
Domingo 27 de Noviembre de 2016

El trabajo local cayó con al ritmo de la economía

El empleo privado registrado bajó 0,4% en el tercer trimestre en el Gran Rosario. En Santa Fe, en cambio, aumentó.

El empleo privado registrado en el Gran Rosario cayó 0,4% al cabo del tercer trimestre de 2016, lo que implica la pérdida de 944 puestos de trabajo en relación al mismo lapso del año anterior. Esta evolución contrasta con la suba del 0,6% a nivel provincial. En buena medida, esto se explica por la brecha que existe entre la performance de los dos principales aglomerados de Santa Fe. En la capital de la provincia el empleo privado registrado creció 3,6% entre julio y agosto.

Los datos del Observatorio Laboral del Ministerio de Trabajo de la provincia, elaborados en base a la información del sistema integrado de jubilaciones y pensiones, confirma la diferente respuesta que Rosario y Santa Fe dan a los cambios de coyunturas económicas. La segunda, más estable por el peso de la estructura pública, y la primera, con una impronta de actividad privada que la hace más vulnerable a los ciclos macroeconómicos nacionales.

En este caso, el peso del comercio y la industria, las actividades que explican el 44% de los puestos de trabajo en la provincia, marca diferencias en los dos principales aglomerados. En Rosario, donde la actividad manufacturera es la que ocupa más mano de obra, el 19,5% del total, los puestos de trabajo cayeron en el sector fabril un 1,7%, mientras que el empleo en el comercio subió 2,7%. En la capital de la provincia, donde el sector mercantil explica la mayor cantidad de puestos en el sector privado (23,3%), los empleados de comercio subieron 4,5% mientras que el trabajo en la industria cayó en los tres trimestres de 2016.

De hecho, cuando se analiza la evolución del empleo privado en los cinco nodos de la provincia durante el tercer trimestre, se encuentra a Santa Fe con el mayor crecimiento (2,3%), seguida por Rafaela (1,2%) y Rafaela (0,9%). Rosario (-0,4%) y Venado Tuerto (-0,1%), en el corazón sojero del país, son las regiones en las que se retrajo el mercado laboral.

La composición del mercado de trabajo en cada región, con una heterogénea evolución de las actividades más características de cada una, permite moderar en los números del Ministerio de Trabajo el impacto que la política económica tuvo en el empleo. En esos términos, el empleo privado registrado creció en el total del territorio provincial un 0,6% (2.720 puestos de trabajo) en relación al año anterior, luego de un segundo trimestre de estancamiento. Al interior del último trimestre relevado, el dato negativo es que sobre el final, en septiembre, se produjo una caída de 0,3%.

A nivel provincial, entre julio y septiembre crecieron 2,5% los puestos de trabajo en el comercio y cayeron 1,3% en la industria, 2,1% en construcción, 1,8% en transporte y 4,9% en el sector salud. Este último rubro presentó sensibles bajas en el período analizado.

Comentarios