Ovación
Jueves 06 de Octubre de 2016

El torneo tiene técnicos que desafían los límites

El torneo renueva fecha tras fecha la polémica sobre la calidad y eficiencia del juego. No hay dudas de que una competencia de 30 equipos derivada de una fusión de dos categorías fue determinante en la precariedad del fútbol argentino. Por eso emerge desde la opinión pública una exigencia de partidos más atractivos, reclamo justo pero difícil de satisfacer en esta realidad precarizada. No obstante, hay una corriente de opinión que destaca los intentos futbolísticos que realizan Defensa y Justicia, Talleres de Córdoba y San Martín de San Juan en pos de un juego más seductor a la vista. Es por eso que es recurrente escuchar destacados comentarios sobre la labor de los técnicos Ariel Holan, Frank Kudelka y Pablo Lavallén. Como así se destacan los trabajos del Chocho Llop y el Vasco Azconzábal en la articulación de un equipo práctico en pos de una eficiencia. Claro que para los simpatizantes de esos equipos el tiempo del elogio está íntimamente relacionado al tiempo de cosecha de puntos, más cuando los números de los promedios imponen una urgencia. Porque la mayoría de esos conjuntos tienen en la tabla de promedios un condicionante que puede terminar con el mejor de los intentos.

El torneo renueva fecha tras fecha la polémica sobre la calidad y eficiencia del juego. No hay dudas de que una competencia de 30 equipos derivada de una fusión de dos categorías fue determinante en la precariedad del fútbol argentino. Por eso emerge desde la opinión pública una exigencia de partidos más atractivos, reclamo justo pero difícil de satisfacer en esta realidad precarizada. No obstante, hay una corriente de opinión que destaca los intentos futbolísticos que realizan Defensa y Justicia, Talleres de Córdoba y San Martín de San Juan en pos de un juego más seductor a la vista. Es por eso que es recurrente escuchar destacados comentarios sobre la labor de los técnicos Ariel Holan, Frank Kudelka y Pablo Lavallén. Como así se destacan los trabajos del Chocho Llop y el Vasco Azconzábal en la articulación de un equipo práctico en pos de una eficiencia. Claro que para los simpatizantes de esos equipos el tiempo del elogio está íntimamente relacionado al tiempo de cosecha de puntos, más cuando los números de los promedios imponen una urgencia. Porque la mayoría de esos conjuntos tienen en la tabla de promedios un condicionante que puede terminar con el mejor de los intentos.

Comentarios