Newell's
Jueves 18 de Agosto de 2016

El tesorero dice que "en Newell's hay que remar todos los días"

El tesorero rojinegro, Alberto Sauro, habló con Ovación y repasó varios puntos de la vida del club.

Newell's tiene varias situaciones por resolver a futuro. La futbolística —una de las principales—; la externa referida a la barra y que mantiene intranquilos a los dirigentes, y también la económica, otro punto complejo para el presente y los próximos meses por venir. La caja rojinegra casi vacía compromete el funcionamiento y, encima, hace tres meses que no hay fútbol y esto incide notablemente en el ingreso. "Hay que remar todos los días", confió el tesorero leproso, Alberto Sauro, en diálogo con Ovación. El dirigente repasó diversos temas de la vida del club y reconoció que la situación "no es caótica", pero sí "preocupante"; contó que tenían conocimiento de una parte de la deuda, pero el problema es que van surgiendo otros compromisos "como los casos de Formica y Formiliano"; anticipó que dentro "20 o 25 días estará el resultado de la auditoría y tendremos datos certeros de lo que se debe", y recalcó, con respecto a la misma, que "lejos está en nosotros ocultar algo porque si hubo un mal manejo seríamos cómplices".

Una de las palabras autorizadas para pintar el panorama económico de Newell's es Sauro, el tesorero y hombre que debe ingeniárselas para resolver diferentes conflictos que se le presentaron desde que asumió su cargo. Uno de suma complejidad, más aún cuando las arcas del club estaban endebles. "Es preocupante la situación, pero sobre todo porque conocíamos una parte de la deuda emitida por compromisos contraídos y no conocíamos otra que viene surgiendo todos los días. Como ejemplos doy lo de Formica y Formiliano (préstamos no abonados). Como esas cosas, otras, y eso hace todo agobiante. Si hacemos un análisis desde que iniciamos la gestión todo está bien, el problema es la mochila. Estamos luchando contra eso y hay que remar todos los días. Encima se frena lo de la AFA y como no empiezan los partidos la gente es reticente a pagar la cuota societaria. Arrancamos de visitante y agosto va a pasar de largo. Los abonos se han frenado bastante y todo ingreso que hay tiene que pasar por el juez. Es un cúmulo de cosas que complica todo", expresó el directivo.

—Hace tres meses que no hay fútbol y, por ende, no existen ingresos por las recaudaciones. Y a los sueldos los clubes deben pagarlos.

—Encima Utedyc aceptó un 12 por ciento de aumento en julio, eso también tiene un costo. Son muchas cosas que por el desaguisado que tiene la AFA estamos pagando las consecuencias.

—Los clubes viven de las ventas y Ñuls no pudo transferir.

—Ese es otro punto. No vendimos nada. Sé que Bermúdez está en una ingeniería de avanzada para ver si se puede lograr algo. Me toca ser pesimista porque no estoy al día de las contrataciones y demás porque de eso se encarga el presidente, pero lo que veo —esta es una opinión personal— es que no hay muchas posibilidades de venta en lo inmediato. Este es el segundo mercado que no se transfiere. Si a esto hay que sumarle las deudas que surgen, exigibles y que hay que afrontarlas, todo se complica. En ese sentido la situación está bastante dura. No sé si caótica, pero sí dura.

—Con el arribo de varios jugadores para el próximo mercado también se les complicará transferir si no se muestran juveniles.

—Esa parte será responsabilidad de la gente que maneja el fútbol, achicar un poco la plantilla en el sentido de sueldos. Ya sea por préstamo o venta, no sé qué sería lo ideal.

—¿Además de los abonos y las cuotas, qué ingresos importantes tiene el club?

—Hoy por hoy esos que mencionás, la sponsorización con el Banco Municipal, algo de Milton Casco (transferido a River el año pasado) y otro tanto de la AFA.

—Ya que mencionás a la AFA, el presidente de la comisión regularizadora, Armando Pérez, dijo que debían revisar los números para ver quién le debía a quién.

—No hay registros que le debamos, lo único que se puede considerar una deuda es una cuota de Afip que intercedió la AFA y que la descuenta todos los meses. No se considera deuda y tampoco es tanto. Lo que hay que ver es que ahora apareció un cuarenta por ciento de los 900 millones que iba a dar al fútbol, es decir que repercutirá en el monto y recibiremos algo más. Pero habrá que sentarse con la gente de calle Viamonte para ver todo detalladamente.

—¿Cuánto recibiría Newell's?

—No sé cuánto con este aumento, pero el club estaba recibiendo más de tres millones de pesos. Todo el dinero ingresa siempre al juez, retiene el 15 por ciento para pagar lo del concurso y el resto lo libera. Ese es un tema porque no sale todo rápido, debe efectuar un oficio y demás. En este sentido todo es bastante complejo.

—Antes de las elecciones este diario publicó que Newell's tenía una deuda de alrededor de 300 millones de pesos (incluido lo del paraguas judicial). ¿Es superior el monto ahora?

—Hay que esperar la auditoría, que terminará en 20 o 25 días. Ahí tendremos más datos. Sí sabemos que hay un monto importante.

—Mencionaste la auditoría, eso es lo que deben hacer los clubes siempre.

—No, eso va pegado con el balance. Lo que hicimos es no seguir con los auditores que estaban. Teníamos una particularidad que debemos firmar un balance que cerraba el 30 de junio y nosotros hace del 20 que estamos al frente. Con el fin de darle transparencia hicimos una licitación en la que se presentaron tres estudios y uno la está realizando.

—La pregunta viene por el reclamo de algunos socios que quieren saber lo que se hizo en el último tiempo.

—Lejos está en nosotros ocultar algo porque si hubo un mal manejo seríamos cómplices. Queremos partir de una base sólida. Después las consecuencias que las aguanten los que las cometieron. Queremos que la auditoría sea independiente. Si hubiésemos deseado que todo quedara disimulado se habría mantenido el estudio que venía trabajando. También no hay que olvidar que está el órgano fiduciario, que es un elemento de contralor. A mi criterio puede haber malos manejos, pero esto no quiere decir que existió mala fe o delito. Nadie habla de eso. Lo que sí necesitamos es tener la mayor certeza de saber dónde estamos parados.

—¿Cómo se encuentra con el tema de la barra?

—Afectados porque estamos todos expuestos. El problema es que se la agarraron con uno o dos. Es algo muy difícil y hay que ponerle coto. Es una situación que merece una discusión muy profunda. No es arreglar o no. Todo está lindo según del lado en el que estés parado. Por eso debe estar firme la decisión no sólo de la provincia si no de la Nación. Esto no lo resuelve un dirigente o una comisión directiva por sí solo. w

Comentarios