Elecciones en Estados Unidos
Jueves 20 de Octubre de 2016

El tercer y último debate Hillary-Trump resultó "educado" y sin ganadores netos

A diferencia del anterior, que causó malestar por el nivel de agresividad, anoche en Las Vegas ambos candidatos se mostraron equilibrados.

El último debate de los tres entre Hillary Clinton y Donald Trump fue frontal, pero sin las altisonancias violentas del segundo. Resultó un punto medio entre los dos debates previos. Pese al temario establecido para cada debate, anoche se repitieron tópicos a gusto de los candidatos y que estaban fuera del programa. El choque no parece haber tenido un peso decisivo en la campaña, en la que Clinton mantiene hasta ahora una ventaja bastante neta sobre Trump. Se votará el próximo 8 de noviembre.

El primer punto de debate fue sobre las vacantes en la Corte Suprema. El moderador, el periodista de Fox Chris Wallace, remarcó que las decisiones que tome el próximo presidente sobre el máximo tribunal influirán el próximo cuarto de siglo. Hillary fue clara y afirmó que "la Corte debe estar al lado del pueblo y no de los ricos, al lado de las mujeres, de la comunidad LGBT, de todo el pueblo estadounidense". Trump, en cambio, defendió la II enmienda (que da el derecho a la posesión y portación de armas) "que está bajo asedio. Los magistrados que voy a nombrar estarán a favor de la II enmienda". Hillary respondió que "apoya a la II enmienda, pero debe haber regulaciones razonables, porque hay 33 mil personas que mueren por las armas cada año, debemos cerrar las ferias de armas". El moderador preguntó a Trump por qué se opone a toda limitación de armas, pero no respondió en forma directa.

Pasaron al aborto. Trump se pronunció contra el aborto y prometió: "nombraré jueces contra el aborto". Hillary reiteró su apoyo al fallo que habilitó el aborto. "Trump quiere cerrar el programa federal sobre planeamiento familiar". El moderador preguntó entonces si el feto no tiene derechos y recordó que ella votó como senadora contra el aborto en las últimas etapas del embarazo. "Son las decisiones más dolorosas, el gobierno no debe tomar partido en estas decisiones personales"se defendió Hillary. Trump replicó que según "Hillary se puede arrancar el bebé en el noveno mes, ¡el último día, es inaceptable!".

Se pasó a otro "tópico caliente", la inmigración, "el tema que más lo separa", remarcó el moderador. Trump contó que "acá en el público tenemos a cuatro madres que sufrieron la muerte de sus hijos por inmigrantes ilegales. Los agentes de frontera me avalaron, como se sabe. Quiero construir un muro, y lo quiere la policía fronteriza". Hillary citó un caso de una chica que nació en EEUU y sus padres no. "No quiero separar a esta familia , no quiero esa fuerza de deportación que mencionó Donald". Recordó que 11 millones de ilegales serían deportadas según el planteo de su adversario. "Creo que no está de acuerdo con nuestra idea de país, lo destrozaría. Mi plan de reforma fronteriza pone los recursos donde se necesitan". Citó la fallida visita de Trump a México y prometió otra ley de inmigración.

Más adelante el republicano se refirió _pese a que no estaba en el temario_ a los e-mails de la campaña demócrata y ella reaccionó acusando a Rusia de este hackeo y le preguntó si rechazará el espionaje de Rusia. Trump no respondió y reiteró que "ella quiere fronteras abiertas y así entrarán a chorros". Reconducido sobre Rusia, Trump afirmó que "no conozco a Putin, pero llevarse bien sería bueno, él no tiene respeto por ella ni por el presidente Obama". Ella remachó: "Queda claro que los rusos han realizado ciberataques y usted fomentó el espionaje ruso en nuestra contra y va a seguir recibiendo ayuda de Putin, porque es su favorito. Las 17 agencias de seguridad federal concluyen que estos ciberataques provienen del más alto nivel del Kremlin". Trump replicó que "Ud. no sabe de dónde viene" el ataque. "Putin ha sido más inteligente que ella en todo momento".

Se pasó a la economía: ¿cómo hacer crecer la economía? preguntó el moderador. Ella reitera el rol de la clase media y la ayuda a las pymes, que producen dos tercios de los trabajos. También pide educación "más técnica" en los secundarios . Pasó entonces Clinton a reclamar mayores impuestos para las grandes empresas. "Mi programa puede producir 10 millones de puestos, el de él provocará la pérdida de tres millones". Trump respondió con una acusación similar: "Ella va a duplicar los impuestos, es un desastre", y pasó a atacar a Japón, Alemania, Arabia Saudita, Corea del Sur, aliados que "tienen que pagar" por la protección de Washington. En otro salto no programado del debate, Trump pasó al tratado Nafta, por el que "perdemos nuestros trabajos, se van a México. Lo renegociaremos o lo daremos por terminado".

Mujeres. Sobre la conducta inapropiada con las mujeres, el moderador preguntó a ambos por los casos cada día más numerosos que se dan a conocer, tanto sobre Trump como sobre el esposo de ella. "Nadie tiene más respeto por las mujeres que yo, nadie", afirmó Trump, lo que generó una ola de comentarios en la platea. Y pasó rápidamente al caso de los e-mails de Hillary, que nada tiene que ver con el abuso de las mujeres. Más adelante se planteó el debate sobre las recientes denuncias de Trump sobre presunto peligro de fraude electoral. Trump ratificó sus denuncias y dijo que "ella jamás debería haber sido habilitada" por sus presuntos delitos. Hillary afirmó que "Donald, cada vez que ve que algo no va en su favor, denuncia que el proceso es manipulado. Pero así no funciona nuestra democracia". El moderador Wallace pasó a la guerra con Estado Islámico y la actual ofensiva en Irak impulsada por Estados Unidos, y luego a otros puntos álgidos del temario de campaña, como la deuda pública creciente de Estados Unidos. Así se llegó al final de la hora y media de discusión, que resultó mucho más medida y educada que el anterior encuentro. Evidentemente, las críticas unánimes que recibió aquel segundo debate fueron tomadas en cuenta por Trump. Con este último debate, la campaña entró de lleno en su último tramo, de cara al voto de 8 de noviembre. El fin de una larga campaña, que comenzó en julio de 2015.

Comentarios