Edición Impresa
Sábado 25 de Octubre de 2008

El tema seguridad, núcleo de la reunión de Scioli y Uribe

El gobernador trató con el presidente de Colombia el flujo comercial entre su provincia y Bogotá

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, se entrevistó ayer en Bogotá con el presidente colombiano, Alvaro Uribe, con quien profundizó el intercambio comercial entre su provincia y el país caribeño, además de interesarse sobre las políticas de seguridad y la lucha contra las drogas que allí se aplican y dialogar sobre la crisis mundial y la situación de las AFJP en la Argentina.

El encuentro, en la Casa Nariño (sede del gobierno), duró 50 minutos y fue calificado por Scioli como "positivo" debido a que se abordaron "objetivos centrales" de su administración, como "fomentar el intercambio comercial" para "llevar más provincia de Buenos Aires al mundo".

Scioli destacó que coincidió con la descripción que hizo Uribe sobre la crisis internacional y la necesidad de los gobiernos locales de tomar medidas para evitar "los daños" generados por el "capitalismo salvaje", entre las cuales destacó las adoptadas "para cuidar el empleo" y evitar "el comercio desleal", sobre todo desde el Asia.

El encuentro con el líder colombiano fue el punto más destacado de la gira de dos días que comenzó anteayer, y que incluyó un encuentro con el vicepresidente de la Asociación de Empresarios de Colombia (Andi), Hernán Puyó, y otros miembros de esa agrupación patronal, además de participar en Cartagena del Foro de Alcaldes Latinoamericanos junto con el intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra.

El Foro tiene previsto designar a Mar del Plata como sede para el encuentro que el año que viene convocará a miles de intendentes y alcaldes de la región para discutir temas de interés común.

Oportuna aclaración. El mandatario aclaró que el encuentro con Uribe, un aliado del gobierno de Estados Unidos, "no" implicaba una diferenciación con el gobierno nacional debido a la cercanía que el matrimonio Kirchner tiene con el venezolano, Hugo Chávez, histórico adversario del colombiano.

Scioli destacó que coincidió con Uribe en que "la crisis internacional generó un nuevo contexto", que requiere "cuidar el empleo y alentar inversiones productivas", al tiempo que reveló que la administración colombiana aplicó restricciones al ingreso de productos textiles y de metalmecánica liviana desde el sudeste asiático.

El mandatario expresó que "hay que defender el empleo con acuerdos comerciales, pero sin caer en una apertura ingenua", principalmente por la agresiva competencia de los países de Asia, que se prevé aumenten el volumen de mercaderías exportadas a la región.

El gobernador dijo que dialogó con Uribe sobre la implementación en Colombia del denominado Programa de Seguridad Democrático y se interiorizó sobre "la lucha decidida contra las drogas, en todas sus formas" que se aplica en Colombia.

También se interiorizó sobre "la importancia de la descentralización" y de la "municipalización" de las administraciones nacionales.

Doble fuelle. Scioli quedó sorprendido por el sistema de transporte urbano colombiano y dijo tratará de implementarlo. Se trata del llamado Transmilenio, que consiste en el uso de ómnibus con doble fuelle de alta capacidad y que podrían circunvalar Capital Federal y recorrer el conurbano.

Scioli reveló que trató con Uribe la situación de las AFJP en Argentina, y recordó éste fue uno de los que trabajó como legislador durante la década del 90 en las reformas al sistema provisional de su país, quien —destacó— aprovechó para hacer una férrea defensa del proyecto.

Comentarios