La ciudad
Viernes 22 de Julio de 2016

El taxista acusado de acoso sexual le hará juicio a la mujer que lo denunció

Sara Marcos, abogada defensora del chofer, habló de falsa denuncia y cuestionó a la fiscal del caso porque la única prueba que tiene "es la palabra de la supuesta víctima".

Sara Marcos, abogada defensora del taxista acusado de abuso sexual a una pasajera, negó cada uno de los hechos imputados a su clientes, y afirmó que "todo se trató de una falsa denuncia" y que iniciará acciones legales contra la denunciante.
En declaraciones al programa "El primero de la mañana" de La Ocho, la asesora legal del taxista afirmó que ayer a la mañana se realizó la audiencia imputativa a su cliente en la que el juez Javier Beltramone "no hizo lugar a un pedido de la Fiscalía para que la caución sea la máxima que prevé el Código Penal y sí aceptó imponer el mínimo que es de mil pesos".
Marcos expresó que durante la audiencia de ayer planteó "una hipótesis alternativa" y agregó que su cliente le manifestó que "nada tiene que ver con lo que manifestó la supuesta víctima".
La abogada relató a La Ocho lo que fue la versión del chofer y rechazó que su cliente haya intentado abusar de la mujer.
"Para nada sucedió lo que dice la denunciante. Mi cliente negó rotundamente el hecho. Según mi defendido, la mujer iba en el asiento trasero y ella misma quiso pasar al delantero. Mi cliente dijo que esta mujer lo único que buscaba era un rédito económico. De acuerdo a lo que dice el taxista, la mujer dijo que le gustaba viajar, que había llegado de Miami e inmediatamente después le preguntó si era titular de la chapa de taxi. En un momento del viaje, le hizo desviar del camino previsto. Llamó a un vecino que estaba cerca de la comisaría 5ª. Después llamó a dos policías. A todo esto, mi cliente no entendía nada y ahí le informaron que esta mujer lo había denunciado por masturbarse en el taxi. Entonces mi cliente quedó perplejo".
La abogada dijo que todo se trató de "una falsa denuncia", y aseguró que tiene orden del taxista "iniciar acciones civiles por el perjuicio económico que le produjo esta denuncia, tanto en su imagen pública como en lo que fue el lucro cesante y daño moral porque desde el día 11 hay dos familias que están sin trabajar. No sólo la del dueño de la chapa sino la del chofer".
"Para mí es un hecho grave que la fiscal se haya precipitado. La única evidencia que tenía era la palabra de la supuesta víctima. No hay otra prueba", agregó la abogada.

Comentarios